Eugenio María de Hostos - Frases célebres

Eugenio María de Hostos y Bonilla fue un educador, filósofo, libertador, sociólogo y escritor puertorriqueño.


Nació el 11 de enero de 1839 en Mayagüez, Puerto Rico, y falleció el 11 de agosto de 1903 en Santo Domingo, República Dominicana.

Quienquiera que padece por la verdad y la justicia, ése es mi amigo.
Cumple con todos tus deberes y gozarás de todos tus derechos.
El deber es el freno de la conciencia. Sin él, la conciencia se desboca.
Ningún hombre es más grande que el que se vence a sí mismo por cumplir con su deber.

El tiempo es vida, y consumir el tiempo en no hacer lo que se debe, es consumir inútilmente la existencia.


Las pasiones del hombre ¡Cómo nacen, cómo crecen! Una chispa las crea, un soplo las inflama.
El movimiento social, directa o indirectamente, es siempre determinado por acción o reacción de la mujer, por impulso visible o invisible de mujer, por influencia buena o mala de mujer.
Antes que nada, el maestro debe ser educador de la conciencia infantil y juvenil; más que nada, la escuela es un fundamento de moral.
El hombre no deja de ser hombre por ser de color claro u oscuro, porque pertenezca al grupo norteamericano o malayo; cualquiera que sea su color, el hombre tiene los mismos derechos naturales.

Necesidad hay de estar indiferente para lograr ver algo.