«Soneto de la dulce queja», poema de Federico García Lorca

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 5 de junio de 1898 - camino de Víznar a Alfacar, 18 de agosto de 1936) fue un poeta, dramaturgo y prosista español, también conocido por su destreza en muchas otras artes. Adscrito a la llamada Generación del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro español del siglo XX, junto con Valle-Inclán y Buero Vallejo. Murió fusilado tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española.



SONETO DE LA DULCE QUEJA
Federico García Lorca
        No me dejes perder la maravilla
de tus ojos de estatua, ni el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.
        Tengo miedo de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla
para el gusano de mi sufrimiento.
        Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,
        no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado
.


(Sonetos del amor oscuro, [1929-1936], 1985

TAL VEZ TE INTERESE:

AMARANTA, poema de Rafael Alberti
Rubios, pulidos senos de Amaranta,
por una lengua de lebrel limados.
Pórticos de limones, desviados
por el canal que asciende a tu garganta...
LEER entrada.

AYER TE BESÉ EN LOS LABIOS, poema de Pedro Salinas
Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que
... 
LEER entrada.

AUNQUE TÚ NO LO SEPAS, poema de Luis García Montero
Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminando
... 
LEER entrada.