Frases célebres de Bertrand Russell

Bertrand Arthur William Russell (Trellech, 18 de mayo de 1872 - Penrhyndeudraeth, 2 de febrero de 1970) fue un filósofo, matemático, lógico y escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura y conocido por su influencia en la filosofía analítica, sus trabajos matemáticos y su activismo social. Además de diversos tratados matemáticos y epistemiológicos, escribió numerosos ensayos de tema social, moral, pedagógico, religioso y político: Cómo ser libre y feliz (1924), Matrimonio y moral (1929), La conquista de la felicidad (1930), Religión y ciencia (1935) y Por qué no soy cristiano (1957).



FRASES CÉLEBRES DE BERTRAND RUSSELL
 
Temer al amor es temer a la vida, y quienes temen a la vida ya están muertos tres veces.
Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos, por hacer lo posible imposible.
Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.
Al contrario del esquema habitual me he hecho gradualmente más rebelde a medida que envejezco.

Un síntoma de que te acercas a una crisis nerviosa es creer que tu trabajo es tremendamente importante.


Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas.
En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras.
El mundo necesita mentes y corazones abiertos, y estos no pueden derivarse de rígidos sistemas ya sean viejos o nuevos.
Aun cuando todos los expertos coincidan, pueden muy bien estar equivocados.

Sé sincero, incluso si la verdad es inconveniente, pues resulta más inconveniente cuando tratas de ocultarla.