Frases célebres de Laurence Sterne

Laurence Sterne fue un escritor inglés nacido en Irlanda cuya fama literaria le llegó de forma repentina y tardía con la "Vida y opiniones del caballero Tristram Shandy" (publicada por entregas entre 1759 y 1767), una de las obras más innovadoras de la literatura universal en la que rompía con muchas de las convenciones narrativas vigentes.

De él dijo Nietzsche: «Sterne es el escritor más libre de todos los tiempos... el gran maestro del equívoco... éste es su propósito, tener y no tener razón a la vez, mezclar la profundidad y la bufonería».

Nació en Clonmel, Irlanda, el 24 de noviembre de 1713, y murió enfermo de tuberculosis  en Londres, el 18 de marzo de 1768
.



 ***
FRASES CÉLEBRES DE LAURENCE STERNE:

Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca porque no está en su naturaleza.
Nada es tan divertido como un cambio total de ideas.
La pena y el placer, como la luz y la oscuridad, se suceden la una a la otra.
Que una sonrisa pueda añadir un hilo a la trama sutil de la vida.

Dos amantes se enamoran con frecuencia por cualidades que no tienen, y se separan por defectos que tampoco tienen.


La ciencia se puede aprender de memoria, pero la sabiduría no.
La soledad es la mejor nodriza de la sabiduría.
Lo que se llama perseverancia en una buena causa, se tacha de obstinación en una mala.
La temeridad cambia de nombre cuando obtiene éxito. Entonces pasa a llamarse heroísmo.

La muerte abre la puerta de la fama y cierra tras de sí la de la envidia.


***

La Vida y Opiniones del Caballero Tristram Shandy.
Alfaguara, 1999. Traducción y prólogo de Javier Marías


Capítulo uno

Ojalá mi padre o mi madre, o mejor dicho ambos, hubieran sido más conscientes, mientras los dos se afanaban por igual en el cumplimiento de sus obligaciones, de lo que se traían entre manos cuando me engendraron; si hubieran tenido debidamente presente cuántas cosas dependían de lo que estaban haciendo en aquel momento: —que no sólo estaba en juego la creación de un Ser racional sino que también, posiblemente, la feliz formación y constitución de su cuerpo, tal vez su genio y hasta la naturaleza de su mente; —y que incluso, en contra de lo que ellos creían, la suerte de toda la casa podía tomar uno u otro rumbo según los humores y disposiciones que entonces predominaran: —si hubieran sopesado y considerado todo esto como es debido, y procedido en consecuencia, —estoy francamente convencido de que yo habría hecho en el mundo un papel completamente distinto de aquel en el que es muy probable que el lector me vea.


***



STERNE, SAMUEL JOHNSON Y SCHOPENHAUER

En 1776, Samuel Johnson, importante intelectual y hombre de letras inglés del siglo XVIII, refiriéndose a la célebre novela de Sterne, dijo:

    Nada extravagante permanecerá y Tristram Shandy no lo ha hecho.

A lo que más tarde Schopenhauer replicaría con el siguiente comentario:

    Sterne vale por 1000 hombres pedantes y vulgares como el Doctor Johnson.