Winston Churchill - anécdotas históricas (II) - Bernard Shaw

DOS TELEGRAMAS EPIGRAMÁTICOS
Con motivo del estreno de Pigmalión, Bernard Shaw envió a Churchill el siguiente telegrama:
 

“Tengo el honor de invitar al digno primer ministro al estreno de mi obra Pigmalión. Venga y traiga un amigo. Si lo tiene.”

Pero si mordaz fue el telegrama del dramaturgo, la respuesta del célebre estadista no lo fue menos:
 

“Agradezco al ilustre escritor la honrosa invitación. Infelizmente no podré concurrir a la primera presentación. Iré a la segunda… si se realiza”.
 
Bernard Shaw

***
Winston Churchill fue un político y estadista británico, especialmente recordado por su mandato como primer ministro durante la Segunda Guerra Mundial. Notable orador, fue también historiador y escritor. El año 1953 se le otorgó el Premio Nobel de Literatura.

Nació en Oxfordshire, Inglaterra, el 30 de noviembre de 1874, y falleció en Londres, el 24 de enero de 1965.

Winston Churchill
 ***
FRASES CÉLEBRES DE WINSTON CHURCHILL

Personalmente estoy siempre dispuesto a aprender, aunque no siempre me gusta que me den lecciones.
El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse.
Los hombres y los reyes deben juzgarse por los momentos críticos de sus vidas.
El político debe ser capaz de predecir lo que va a ocurrir mañana, el mes próximo y el año que viene, y de explicar después por qué no ha ocurrido.

La democracia es el peor de los regímenes... excluidos todos los demás


La democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando a las opiniones de los demás.
El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar.
Las críticas no serán agradables, pero son necesarias.
Las actitudes son más importantes que las aptitudes.

Soy optimista. No parece muy útil ser otra cosa.


***
ENTRADAS RELACIONADAS 
•   Winston Churchill - anécdotas históricas (I)
•   Frases célebres de Bernard Shaw (I) 
•   Frases célebres de Bernard Shaw (II)