El dazibao de Nie Yuanzi y la Revolución Cultural China

EL DAZIBAO DE NIE YUANZI Y LA REVOLUCIÓN CULTURAL CHINA
No se ponen de acuerdo los historiadores sobre la fecha de inicio de la Revolución Cultural China, que se extendió durante la década de 1966 a 1976.
 

Para muchos historiadores la fecha que marca el inicio de la Revolución Cultural China es el 16 de mayo de 1966 ya que fue en este día cuando el Partido Comunista de China emitió una notificación en la que se llamaba a luchar contra los elementos burgueses y contrarrevolucionarios del país. Arrancaba así una campaña para afianzar el poder de Mao Zedong frente a los sectores moderados, liderados por el presidente de la República, Liu Shaoqi.

"Los representantes de la burguesía se han infiltrado en el partido, el gobierno, el ejército y en los diversos sectores culturales. Cuando maduren las condiciones, los revisionistas contrarrevolucionarios se apoderarán del poder y convertirán la dictadura del proletariado en dictadura de la burguesía."
(Importantes documentos de la gran revolución cultural proletaria. Ediciones en Lenguas Extranjeras, Pekín, 1970, pp. 129-130)
Otro grupo de historiadores se inclina a situar el comienzo de la Revolución Cultural el 8 de agosto de ese mismo año, fecha en la que el Comité Central del Partido Comunista de China habló abiertamente de una "Revolución Cultural" y adoptó una decisión oficial al respecto de la misma. 

"La gran revolución cultural proletaria que se desenvuelve actualmente representa una nueva etapa, aún más amplia, en el desarrollo de la revolución socialista de nuestro país. En la X Sesión Plenaria del Comité Central elegido en el VIII Congreso del Partido, el camarada Mao Tse-tung dijo: Para derrocar el Poder Político es siempre necesario ante todo crear la opinión pública en el terreno ideológico. Así proceden las clases revolucionarias y así también lo hacen las contrarrevolucionarias. La práctica ha demostrado como actualmente correcta esta tesis del camarada Mao Tse-tung. Aunque derrocada, la burguesía todavía trata de valerse de las viejas ideas, cultura, hábitos y costumbres de las clases explotadoras para corromper a las masas y conquistar la mente del pueblo en su esfuerzo por restaurar su Poder. El proletariado debe hacer exactamente lo contrario: debe propinar golpes despiadados y frontales a todos los desafíos de la burguesía en el dominio ideológico y cambiar la fisonomía espiritual de toda la sociedad utilizando sus propias nuevas ideas, cultura, hábitos y costumbres."
(Fragmento de la decisión adoptada por el Comité Central del Partido Comunista de China, en su reunión del 8 de agosto de 1966)

Por parte de CITA EN LA GLORIETA y sin ánimo de añadir más polémica a un tema ya de por sí harto polémico, para rememorar el 50 aniversario de la Revolución Cultural China hemos elegido el 25 de mayo, fecha indisolublemente unida a uno de sus instrumentos más relevantes, el dazibao, cuyo decisivo papel en el movimiento revolucionario ya fue destacado por el propio Comité Central del Partido Comunista de China, en la reunión del 8 de agosto mencionada arriba.
Las amplias masas de obreros, campesinos, soldados e intelectuales revolucionarios constituyen la fuerza principal en esta gran revolución cultural. Un gran número de jóvenes, antes desconocidos, se han convertido en valientes desbrozadores de caminos. Actúan con firmeza, vigor e inteligencia. Por medio de dazibaos y de grandes debates, exponen franca y plenamente sus opiniones, denuncian y critican en profundidad, y lanzan resueltos ataques contra los representantes abiertos y ocultos de la burguesía.
Un dazibao es un periódico mural escrito con grandes caracteres, destinado a ser expuesto en lugares públicos y redactado, generalmente por un ciudadano común, para expresar una opinión sobre algún asunto político o moral.



El 25 de mayo de 1966 aparece
en la Universidad de Pekín un dazibao que, para muchos, constituye la llama que prende el fuego de la Revolución Cultural. Este cartelón -redactado por Nie Yuanzi, secretaria de la sección general del Partido Comunista del Departamento de Filosofía, y promovido por buena parte del personal docente del dicho departamento- llevaba por título ¿Qué hacen Sung Shih, Lu ping y Peng Pei-yun en la Revolución Cultural?, y en él se acusaba al rector de la universidad y al Primer Secretario del Partido Comunista de contrarrevolucionarios.

Tras el revuelo que provocó este
dazibao, las autoridades universitarias ordenaron su retirada, pero el 1 de junio, Mao Zedong se manifestó en contra de esta medida y ordenó a la agencia oficial de noticias del gobierno que difundiera en su totalidad el cartelón de la joven Nie Yuanzi, al que calificó como “El primer dazibao marxista-leninista del país.


El célebre dazibao de Nie Yuanzi

En los días siguientes miles de cartelones  inundaron las calles de toda China. El propio Mao publicaba el 5 de agosto, otro dazibao titulado Cañonear el cuartel general de la burguesía, en el que apoyaba sin fisuras el de Nie Yuanzi, catalizador, sin ningún género de dudas, de uno de los procesos históricos más polémicos de los últimos cien años, la Revolución Cultural China, un proceso que mientras para algunos sólo tenía como objetivo apartar del poder a Liu Shaoqi y a Deng Xiaoping,  para otros, fue un sincero intento de restaurar la ortodoxia comunista frente a la deriva "derechista" de la cúpula del Partido
.