«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (V)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica y escritora.
 

VETERANOS
Nuria C. Botey
Los niños ingresados en la planta de trasplantes no sienten miedo ante los fantasmas infantiles que rondan de noche por los pasillos. En cambio, las figuras silenciosas de las enfermeras les hacen llorar amargamente.

Mosquitos en tu alcoba

SIN TÍTULO
Alfredo Álamo
Dicen que en la ciudad hay callejones ignotos tras los cuales se abren avenidas sin nombre por las que asoman edificios con ventanas huecas, jamás ocupados, construidos hace décadas, cuando el sol brillaba con fuerza y la ciudad crecía sin límites. Hoy en día esas calles solitarias dejan pasar las horas, enmascaradas en sombras, sus farolas oxidadas, jalonadas con los esqueletos de árboles que jamás crecieron.
    A veces pueden verse luces en ese o en otro edificio. Pisos atrapados en el tiempo de la felicidad, con familias sonrientes, perros juguetones, cumpleaños, papá y mamá dibujados con ceras, juguetes de madera, luces doradas, navidades; recuerdos en el abismo de los vagabundos que se negaron a abandonar sus hogares cuando los bancos precintaron barrios enteros.
   Nunca reconocerán que están muertos. Tampoco que aquellas sonrisas congeladas son sólo ladrillos mal puestos sobre cemento arenoso
.


Bestiario infame de la ciudad adormecida

AMANDA BARKER
Edgar Lee Masters
Henry me embarazó
sabiendo que no podía dar a luz
sin perder la vida.
Así fue que en mi juventud
pasé por los portales de polvo.
Viajero: en el pueblo donde viví se cree
que Henry me amó con amor de esposo,
mas proclamo desde el polvo
que por satisfacer su odio me mató
. 
Antología de Spoon River

MISS UNIVERSO
María Paz Ruíz
Era de noche en sus entrañas. La oscuridad se había regado por ellas hasta pintarlas por completo de negro.
  Su vientre empezó a amanecer con la luna dentro, de mañana se veía negro, de noche igualmente negro.
  Cuentan que alguna vez hasta cultivó estrellas, pero estaban tan dentro que no las vio.
  Así sumó miles de millones de noches juntas.
  Soñaba. ¡Qué más podía hacer si era de noche!
  Y de su sueño se originó una criatura deforme y sin tiempo que nació para abrazarla, para besarle su cuello y desnudarla para quererla.
  Contrajo un amor mental indescriptible, una viruela celestial que le hizo abrir los ojos y mostrarle un resplandor incandescente. Liberó en ella un calor gaseoso que embriagó todo lo que fue y ha sido negro alguna vez. Su útero se cocinó y se reventó en trozos que viajaron a velocidades dolorosas. Quedó extendida y conectada a todas sus partes. Ahora cada vez que su amante viene para amarla, se expande
.


Pop Porn

EL CRIMEN PERFECTO
René Avilés Fabila
El crimen perfecto —dijo a la concurrencia el escritor de novelas policiacas— es aquel donde no hay quien perseguir, donde el culpable queda sin castigo; es, desde luego, el suicidio.

Los oficios perdidos

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación «Los orígenes de la vida» (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), «El comportamiento altruista» (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e «Inteligencia emocional infantil y juvenil» (Linda Lantieri, Santillana, 2009).

Puedes leer una selección de microrrelatos de su libro «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando en la imagen.


TAL VEZ TE INTERESE:

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (I)
«El profesor» de Jean-Paul Richter, «Locura de amor» de Isabel Cienfuegos, «Perder la cabeza» de Rodolfo Lobo Molas, «El tabaco mata» de... 
LEER entrada.

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (II)
«Reconciliación» de María José Barrios, «Amor» de Jorge Timossi, «Despecho» de Andrés Neuman, «Amor 77» de Julio Cortázar, «Mitiline» de... 
LEER entrada.

TE AMO, DESTRÚYEME
«Afrodita», «Cobardía», «El hombre cebolla», «La felicidad» y «Para acordarme siempre», cinco microrrelatos incluidos en Te amo, destrúyeme, de Ana Grandal. 
LEER entrada.