«Microrrelatos escogidos» por Christian Solano (III)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por el escritor peruano de microficción Christian Solano.
 

COSA DE NIÑOS
Martín Gardella
Ella disfruta jugar con chicos de su edad, todas las tardes, al salir de la oficina.

Instantáneas

EL GRAFÓGRAFO
Salvador Elizondo
A Octavio Paz

Escribo. Escribo que escribo. Mentalmente me veo escribir que escribo y también puedo verme ver que escribo. Me recuerdo escribiendo ya y también viéndome que escribía. Y me veo recordando que me veo escribir y me recuerdo viéndome recordar que escribía y escribo viéndome escribir que recuerdo haberme visto escribir que me veía escribir que recordaba haberme visto escribir que escribía y que escribía que escribo que escribía. También puedo imaginarme escribiendo que ya había escrito que me imaginaría escribiendo que ya había escrito que me imaginaba escribiendo que me veo escribir que escribo.

El grafógrafo

4
Guillermo Niño de Guzmán
Ocho días antes del fin, el Generalísimo ordenó fusilar a tres rebeldes desde su lecho de moribundo. Aunque la guerra había acabado treinta años atrás, continuaba matando a sus adversarios.
    La víspera de su muerte mandó llamar a un sacerdote porque, como buen católico, el Generalísimo también quería ir al cielo
.
 


Caballos de medianoche

TELEVISIÓN
Enrique Vila-Matas
Recuerdo que de todos los niños de la pandilla del barrio yo era el único que tenía televisor y que ese día salí disparado del salón familiar y, bajando las escaleras de cuatro en cuatro, alcancé la calle y fui al bar donde jugábamos al futbolín y les grité a todos que habían matado a John Kennedy, lo grité varias veces muy exaltado, «¡Han matado a Kennedy, han matado a Kennedy!», y recuerdo que el jefe de la pandilla, tan impasible como siempre, me dijo: «¿Y?».

Hijos sin hijos

ARGUMENTUM ORNITHOLOGICUM
Jorge Luis Borges
Cierro los ojos y veo una bandada de pájaros. La visión dura un segundo o acaso menos; no sé cuántos pájaros vi. ¿Era definido o indefinido su número? El problema involucra el de la existencia de Dios. Si Dios existe, el número es definido, porque Dios sabe cuántos pájaros vi. Si Dios no existe, el número es indefinido, porque nadie pudo llevar la cuenta. En tal caso, vi menos de diez pájaros (digamos) y más de uno, pero no vi nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres o dos pájaros. Vi un número entre diez y uno, que no es nueve, ocho, siete, seis, cinco, etcétera. Este número entero es inconcebible; ergo, Dios existe.

El hacedor

Christian Solano (Lima, 1976) estudió Literatura en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Graduado de la Escuela de Escritura Creativa del Centro Cultural PUCP de Alonso Cueto e Iván Thays. Fue incluido en la Antología de Minificción Peruana «Circo de Pulgas» de Rony Vásquez y en la Antología de Latinoamericana de Minificción «Ballenas en Hormigueros» de la editorial mexicana Ojo de pez, y seleccionado para la Antología Trinacional de Minificción «Borrando Fronteras - Ergo Sum 2014» (Argentina-Chile-Perú). Ha publicado «Almanaque» (Editorial Micrópolis. Lima, 2014) y «Motivos de fuerza mayor» (Ediciones Sherezade, Santiago de Chile, 2015).

Puedes leer una selección de microrrelatos de «Motivos de fuerza mayor», pinchando en la imagen.


TAL VEZ TE INTERESE:

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (I)
«El profesor» de Jean-Paul Richter, «Locura de amor» de Isabel Cienfuegos, «Perder la cabeza» de Rodolfo Lobo Molas, «El tabaco mata» de... 
LEER entrada.

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (II)
«Reconciliación» de María José Barrios, «Amor» de Jorge Timossi, «Despecho» de Andrés Neuman, «Amor 77» de Julio Cortázar, «Mitiline» de... 
LEER entrada.

MOTIVOS DE FUERZA MAYOR
«Al pie de la letra», «Acuerdo prenupcial», «El olor de mi madre en mis recuerdos», «Backstage» y «Pelo de gatito negro», cinco microrrelatos incluidos en Motivos de fuerza mayor, de Christian Solano. 
LEER entrada.