«Lady Ofelia y otros microrrelatos», de Atilano Sevillano

Atilano Sevillano (Argusino de Sayago, Zamora, 1954) creció y realizó estudios universitarios en Salamanca. Tras su estancia de más de década y media en Barcelona,  desde 1994 reside en Valladolid. Doctor en Filología Hispánica y licenciado en Teoría de la Literatura y Literatura comparada. Cofundó y codirigió la revista salmantina Aljaba. Papeles literarios (1978), en la que publicó sus primeros poemas y relatos. También ha contribuido a la creación de las revistas barcelonesas Poiesis. Revista de crítica y creación poética y Cármenes. Revista de poesía, creación, teoría y crítica. Es coautor del libro de texto Literatura española y universal – Bachillerato. (McGraw-Hill, 1999).
 


Es autor de los poemarios Presencia indebida (Devenir 1999) y Hojas volanderas-Haikus (Celya, 2008), y de los libros de microrrelatos De los derroteros de la palabra (Celya, 2010) y Lady Ofelia y otros microrrelatos (Amarante, 2015). Poeta y narrador imparte talleres de escritura creativa (sobre poesía y microrrelato) y cultiva la poesía visual con cerca de trescientas obras, que ha ido exponiendo en diversos organismos e instituciones de Castilla y León.

AMOR VERTEBRADO
Atilano Sevillano
   Amaba a su mujer por encima de todas las cosas. Era, sin duda, la columna vertebral de su vida. Llegó el día en que ella murió. Al día siguiente de la incineración lo encontraron tetrapléjico en la cama.

RECETA
Atilano Sevillano
   Mi mejor amiga me confiesa que con el tercer marido le fue más difícil, pues, era un tiquismiquis con las comidas. Me entrega un pequeño frasquito del que debo verter una cantidad insignificante con las cenas. Ella se aleja por el rellano de la escalera y me desea éxito con la receta. El frasquito de cristal tiembla entre mis manos.

BÁLSAMO
Atilano Sevillano
   En plena rabieta, la niña tomó un libro entre sus manos miró y remiró las solapas, olió la fragancia de sus lomos, luego lo dejó sobre la mesa y lo acarició como si de un osito de peluche se tratara.


UNA SOLA LÁGRIMA
Atilano Sevillano
   Se mostraba siempre indiferente y tranquilo. Ante cualquier desastre, aunque éste fuera de su propia familia, mantenía siempre una actitud impasible.
  Nadie sabe lo que pudo ocurrir en el declinar de aquella tarde de otoño. Todo el pueblo no salía de su asombro. Habían visto deslizarse por aquel rostro impenetrable una lágrima. Jamás se repitió ese gesto de renuncia. Desde entonces se le conoce por el hombre de una sola lágrima
.

INVENTARIO
Atilano Sevillano
   El veredicto fue rotundo e inapelable: !Culpable! Culpable de jugar al amor entre las esquinas. Culpable de la compra de libros de minificciones. Culpable del deseo de pescar reflejos de luna. Culpable de pasar de puntillas por la vida. Culpable de haber llegado tarde a casi todo. Culpable de ser el artífice de un epilogo al Quijote. Culpable de trastocar las palabras del diccionario. Culpable de llevar como amuleto una pata de mono disecada.

TAL VEZ TE INTERESE:

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (I)
«El profesor» de Jean-Paul Richter, «Locura de amor» de Isabel Cienfuegos, «Perder la cabeza» de Rodolfo Lobo Molas, «El tabaco mata» de... 
LEER entrada.

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (II)
«Reconciliación» de María José Barrios, «Amor» de Jorge Timossi, «Despecho» de Andrés Neuman, «Amor 77» de Julio Cortázar, «Mitiline» de... 
LEER entrada.

LIBROS Y LIBREROS, VARIOS MICRORRELATOS
«Fatiga» de Jorge F. Hernández, «Numeración incorrecta» de Isabel González, «Se traspasa» de Xenia García, «Inesperada tragedia tras sorprendente éxito» de Jesús Alonso Ovejero, «Caso cerrado» de... 
LEER entrada.