Reseña de «El magistrado Cuernavaca» de Pedro López-Fernández, por Bego Loza

CUENTAS PENDIENTES
Bego Loza
Con la vida siempre es preferible ajustar cuentas al momento, sin postergaciones, sin dejar espinas clavadas en nuestro corazón, porque más tarde o más temprano esa ligera molestia crecerá como una pequeña bola de nieve que desciende por la ladera de la montaña y a cada metro que recorre se hace más grande y más grande hasta terminar arrasando todo lo que encuentra a su paso, incluidos nosotros. Sí, así se las gasta la vida, así que mejor andarse espabilados y no ir dejando fantasmas a lo largo del camino, porque a buen seguro se nos aparecerán en cualquier recodo y el susto será morrocotudo...

O al menos algo así es lo que a una se le antoja decirle –con el clásico retintín amonestador de las madres– a Jesús Manuel Cuernavaca, protagonista de la novela que nos ocupa. Y es que a este magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Castilla–La Mancha, poseedor de "un brillante y recriminatorio cerebro de torturado caballero andante" y "redondeado cuerpo de escudero y mozo de armas" le aconteció lo que a cualquier hijo de vecino puede sucederle: que no supo o no pudo resolver a tiempo un oscuro episodio de juventud y casi veinte años después –habiendo ya alcanzado con sumo esfuerzo y meticulosidad un honrado puesto en la vida– se encuentra con que lo que fue una broma de compañeros se ha tornado en obsesión enfermiza grado insufrible y está a punto de desbaratarle lo construido. Y no seré yo quien juzgue si el magistrado se podría haber dado un poco más de brío o no, el caso es que veinte años es el tiempo que este descendiente de exitosos y afamados viticultores manchegos ha necesitado para hacer acopio de valor, coger el toro por los cuernos y organizar un plan con el que dar fin a tanto tormento, poner en su sitio –si la vida no lo ha hecho ya– a los hacedores de aquella broma sin gracia, y así poder continuar con su vida, libre ya de la gota –mal llamada– malaya (en realidad china).
 

Pero ¿qué tramaron aquellos compañeros de mocedad que tanto y durante tanto tiempo ha atormentado al magistrado? ¿Qué plan urde Jesús Manuel a fin de obtener venganza pasadas dos décadas? Y lo que es más inquietante, ¿conseguirá poner fin a su calvario? 

A estas preguntas, por razones obvias, no daré respuesta, que bien las zanja Pedro López-Fernández, autor de la novela, a lo largo de los cuatro bloques o partes en los que se articula la trama. Una estructura la elegida que nos permite ir entrando poco a poco en materia, recibiendo a cucharadas, sin atragantamientos ni atolondramientos, toda la información necesaria sobre quién es el magistrado, qué pasó aquella fatídica noche de universidad, qué ha sido de la vida de sus compañeros de correrías y cómo se desencadena la venganza.

Y cuando digo toda la información necesaria quizás podría matizar y añadir que recibimos toda la información necesaria y algo más, porque si bien la lectura va tirando de nosotros hasta hacer que ansiemos llegar al final y conocer el desenlace, en ocasiones –en mi opinión– la novela peca de exceso de datos, verbosidad y prolijos detalles en historias secundarias que no suman sino que más bien restan porque ralentizan la lectura. Pero pasando por alto este detalle (así como el descuido editorial en lo que, a todas luces, es una deficitaria corrección del texto) en «El magistrado Cuernavaca» encontraréis una intriga que os atrapará, no os dejará mal sabor de boca e incluso os arrancará una sonrisa de cuando en cuando...
 

¿Es posible echar de nuestro castillo a los fantasmas que llevan morando en él tantos años? ¿Lo conseguirá Jesús Manuel, el magistrado Cuernavaca?


creció de la mano del monstruo peludo, Momo, Beppo el barrendero, Pippi y otros tantos personajes literarios que hicieron que se "enganchara" a los libros; y tanto se enganchó que cuando le llegó la edad, y favorecida por los golpes del destino, encaminó hacia ellos sus pasos profesionales: ha sido editora de libros de texto, comercial de enciclopedias, correctora de textos, lectora editorial, traductora... y desde hace unos años tiene su propia editorial y su propia librería (ojo, junto a su socio y compañero Jorge, no lo olvidemos). Siempre con un libro bajo el brazo y dispuesta a pasar un buen rato conversando sobre libros, si quieres saber algo más de ella en “La esquina del zorro” la encontrarás.


TAL VEZ TE INTERESE:

NOVELAS AMBIENTADAS EN MADRID (I)
La relación de 5 novelas ambientadas en Madrid que os ofrecemos a continuación ha sido elaborada con las recomendaciones de varios libreros, escritores y editores que... 
LEER entrada.

HISTORIA UNIVERSAL DE LOS HOMBRES GATO, de Josu Arteaga
«Historia universal de los hombres gato» es una colección de relatos que leídos en conjunto forman un todo, superior, intangible, denso, opresivo, que podemos considerar una novela. Varios de ellos se podrían .... 
LEER entrada.

LA VIDA EN CLAROSCURO, de Francisco Jesús Hidalgo García
Un hombre solo. Una mujer que huye en busca de un mundo nuevo donde encontrarse a sí misma, en un intento de alcanzar esa utopía que es la felicidad. Es la historia de dos vidas. La soledad, la enfermedad, la amistad, la... 
LEER entrada.