«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (XV)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica y escritora.
 

SIN TÍTULO
Max Aub
—No lo hice adrede.
—Yo tampoco. Es todo lo que se le ocurrió repetir a aquella imbécil, frente al jarro, hecho añicos. ¡Y era el de mi santa madre, que en gloria esté! La hice pedazos. Les juro que no pensé, un momento si quiera, en la Ley del Talión. Fue más fuerte que yo
.


Crímenes ejemplares

MEMORIAS DE JUAN CHARRASQUEADO
José Emilo Pacheco
—Yo no lo maté: él solito se le atravesó a la bala.
La sangre de Medusa y otros cuentos marginales

BLANCO Y NEGRO
Ernesto Ortega
El día que repusieron Casablanca en el cine de verano hacía tanto viento que a Humphrey Bogart se le voló el sombrero y fue a parar a la fila siete, justo en mis rodillas. No pude evitar ponérmelo. Cuando terminó la película el cielo se había vuelto gris. Un hombre que se ocultaba entre las sombras me sonrió. Llovía y por alguna ventana se escapaban las notas de un piano. Una chica me pidió fuego. Yo no fumaba, pero me entraron unas ganas irresistibles de encenderme un pitillo y llamarla muñeca. Desapareció en un Austin blanco. Paré un taxi y dije: «Rápido. ¡Siga a ese coche!», pero la perdí. Al llegar a casa una mujer me esperaba sentada en el sofá con un vestido negro. Me quité el sombrero y lo dejé sobre la mesa. Cuando iba a besarla, me dijo: «Venga, cámbiate, que llegamos tarde a la cena», y todo recuperó su aburrido color original. 

Microenciclopedia ilustrada del amor

¿Hace falta añadir pie de foto?

FLIRTEO
Alberto García-Teresa
El traumatólogo y el forense mantienen un particular flirteo.
 

A  pesar de aquel singular abrazo que supuestamente zanjó el rechazo del forense, el traumatólogo, consciente de la fuerza de sus sentimientos, no desiste.
 

Ahora, en cada operación introduce, en el interior de los tuétanos intervenidos, breves versos que, con el tiempo, llegarán a las manos del forense. Cada paciente se convierte, de este modo, en una auténtica declaración de amor.

Esa dulce sonrisa que te dejan los gusanos

DESINENCIA
Juanjo Ibáñez
Cuando estaba escribiendo el cuento más breve de su vida, la muerte escribió otro más breve todavía: ven.

Galería de hiperbreves

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación «Los orígenes de la vida» (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), «El comportamiento altruista» (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e «Inteligencia emocional infantil y juvenil» (Linda Lantieri, Santillana, 2009).

Puedes leer una selección de microrrelatos de su libro «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando en la imagen.


TAL VEZ TE INTERESE:

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (I)
«El profesor» de Jean-Paul Richter, «Locura de amor» de Isabel Cienfuegos, «Perder la cabeza» de Rodolfo Lobo Molas, «El tabaco mata» de... 
LEER entrada.

MICRORRELATOS DE AMOR Y DESAMOR (II)
«Reconciliación» de María José Barrios, «Amor» de Jorge Timossi, «Despecho» de Andrés Neuman, «Amor 77» de Julio Cortázar, «Mitiline» de... 
LEER entrada.

TE AMO, DESTRÚYEME
«Afrodita», «Cobardía», «El hombre cebolla», «La felicidad» y «Para acordarme siempre», cinco microrrelatos incluidos en Te amo, destrúyeme, de Ana Grandal. 
LEER entrada.