«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (XXIII)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica, escritora y administradora de la página de facebook TOPmicrorrelatos.
 

EL POZO
Luis Mateo Díez
Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años. Fue una de esas tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa. Veinte años después, mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse. En el caldero descubrió una pequeña botella con un papel en su interior. Éste es un mundo como otro cualquiera, decía el mensaje. 

Los males menores

EN EL BAILE
Luis Bernardo Pérez
Embriagada por los acordes de la música, por la luz que se derrama de los candelabros y por las expresiones de admiración que su belleza despierta entre los invitados, la joven olvida la advertencia. Baila entre los brazos del príncipe mientras el tiempo se le escapa inadvertidamente. Cuando al fin se percata de su error, ya es demasiado tarde. En el gran reloj de la torre suenan las doce campanadas fatídicas. Presa del pánico, corre por el salón en busca de la salida, perdiendo en el camino una de sus zapatillas de cristal.

Ya en el jardín, bajo el influjo de la luna llena, recupera su antigua condición. Agita el hirsuto pelaje y yergue la cabeza para lanzar un estremecedor aullido
.


Fin de fiesta y otras celebraciones

EL ÚLTIMO RETORCIMIENTO DEL CUCHILLO
Cristóbal Zapata
En la nevera el cuchillo reposa su larga siesta de invierno. Separado de mi mano, descansamos. Cuando lo despierte derretirá su hielo en la calienta linfa de tu ombligo. Quiero escuchar cómo se quiebra tu sangre en su glacial cubierta hasta ahora intacta, helada, llena de amor.

Te perderá la carne

LOS DIENTES DE RAQUEL
Gabriel Jiménez Emán
Raquel mordió una manzana, y todos sus dientes quedaron en ella. Fue a su casa con la boca sangrando a avisarle a su mamá. La mamá vino corriendo asustada a buscar los dientes de Raquel, y cuando llegó, los dientes se habían comido la manzana.

La mamá quiso recogerlos, pero los dientes se levantaron y se comieron a Raquel y a la mamá.

Después los dientes volvieron a la boca de Raquel, quien muy hambrienta corrió a pedirle a su mamá que le comprara una manzana
. 

Los dientes de Raquel y otros textos breves

SIN TÍTULO
Marco Denevi
Lo sé —decía el escritor honrado—. He escrito la mitad de lo que quería escribir y publicado el doble de lo que debí publicar.


ESTATUA
Jorge Dávila Vázquez
A ciertas horas de la madrugada, como en todos los museos del mundo, en el Louvre se da una especie de movimiento secreto, y las piezas se animan, hablan, conversan.

Una estatua del Patio de Escultura de Marly cuenta interminablemente dos historias: la llegada al palacio de un cortejo real, que describe con todo género de detalles, admirativos, emocionados, y el arribo de los revolucionarios, un día nefasto y terrible, sus rostros iluminados por las antorchas, sus risas vulgares, sus gestos desafiantes.

Las otras esculturas no tienen tan buena memoria, pero alguna imagen pasa fugaz por sus mentes congeladas en el mármol, mientras la luz del nuevo día inunda implacable su universo de formas inmóviles, armoniosas, espléndidas
.
Cuentos breves y fantásticos

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación Los orígenes de la vida (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), El comportamiento altruista (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e Inteligencia emocional infantil y juvenil (Linda Lantieri, Santillana, 2009) y la compilación de poesía incluida en Mina Loy. Futurismo, Dadá, Surrealismo (La Linterna Sorda, 2016). Cuenta con varios premios literarios, que incluyen el V Concurso de Relato Corto del Ayto. de Monturque (2004) y el XIII Premio de Narrativa Miguel Cabrera (2006). Ha publicado la colección de microrrelatos Te amo, destrúyeme (Amargord Ediciones, 2015). Coedita con Begoña Loza la colección de relatos La vida es un bar (Vallekas) (Amargord Ediciones, 2016), en donde también participa como autora. Colabora en las revistas digitales La Ignorancia y La Charca Literaria. En su faceta musical, toca la flauta travesera en los grupos de rock VaKa y Los Vitter del Kas.

Puedes leer una selección de microrrelatos de su libro «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando en la imagen.