Reseña de «Orfancia» de Athos Zontini, por Bego Loza

RECOMENDACIÓN: ORFANCIA, DE ATHOS ZONTINI
Bego Loza
"Nada me ha hecho nunca tanto daño como el amor. Al poco de nacer, estuve a punto de morir de una hernia estrangulada. Mis padres me veían llorar día y noche, y no entendían, se obstinaban en tenerme en brazos como si fuera cuestión de afecto, una nostalgia de la placenta que hubiera que colmar."

Con un arranque como este no podía no seguir leyendo, así que me he zambullido en esta historia que he leído del tirón, espoleada a cada minuto por la curiosidad. ¿Qué historia encierra un libro que arranca con esta contundencia? Un comienzo que -ahora lo sé- además condensa a las mil maravillas lo que es la novela en sí.

El amor que mata, el estrangulamiento, la obstinación, la incomprensión... la orfancia... orf-fancia... porque el protagonista es un niño al que han dejado huérfano de infancia, y nos narra su historia, su vida a lo largo de un año. Y poco más desvelaré sobre el argumento, porque tampoco es tan relevante.

Y me diréis, ¿y ya está?, ¿con tan solo esto piensas convencernos de que leamos esta historia? Cierto es, algún motivo más he de daros. Pues bien os diré que además de que la historia es de lo más original y curiosa, hay varios puntos que son una delicia, como son los diálogos y los personajes. Hay momentos en los que descubres que el argumento en sí para ti ha pasado a segundo plano y lo que andas es disfrutando como una enana con las secuencias de los diálogos (cruce de interlocuciones breves, pero que cuentan mucho más de lo que dicen); y los personajes, esos que Athos Zontini dibuja con tanto tino (a ver, si bien esta es la primera novela del escritor, este es guionista de series de televisión y se le nota el oficio en este sentido). Otro punto a destacar es el tono tragicómico que urde toda la novela, tono que no siempre es fácil de conseguir en equilibrio, y en este caso sí lo es. Y oye, que la novela te hace pensar, porque aunque sin intención de moralinas (o al menos yo no se la he visto) sí que es cierto que te planta delante de un espejo y aunque tu caso particular no tenga que ver exactamente con el plasmado en la historia, sí lo es el retrato de la sociedad en la que vivimos y de la que formamos parte.

Y si mis palabras no te convencen, te daré las propias de las fajas y contracubiertas de los libros:


Orfancia es una historia fresca, dinámica, sorprendente, deslumbrante... que no por ser mueca de las manidas palabras que utilizan las campañas de marketing en este caso dejan de ser verdad.
 

Para cerrar, una mención especial al trabajo de la traductora. La viveza de los diálogos, por ejemplo; o el traductor o traductora está fino o puede echar por tierra el trabajo del escritor. Así que mención especial de mi parte a la labor de Isabel González-Gallarza.


Título: Orfancia
Autora: Athos Zontini

Traducción: Isabel González-Gallarza
Editorial: Destino Nº de páginas: 268 
ISBN: 978-84-233-5182-4

creció de la mano del monstruo peludo, Momo, Beppo el barrendero, Pippi y otros tantos personajes literarios que hicieron que se "enganchara" a los libros; y tanto se enganchó que cuando le llegó la edad, y favorecida por los golpes del destino, encaminó hacia ellos sus pasos profesionales: ha sido editora de libros de texto, comercial de enciclopedias, correctora de textos, lectora editorial, traductora... y desde hace unos años tiene su propia editorial y su propia librería (ojo, junto a su socio y compañero Jorge, no lo olvidemos). Siempre con un libro bajo el brazo y dispuesta a pasar un buen rato conversando sobre libros, si quieres saber algo más de ella en “La esquina del zorro” la encontrarás.