Reseña de «Tierra en la garganta» de Miguel Rubio

RESEÑA DE «TIERRA EN LA GARGANTA», DE MIGUEL RUBIO, por
José Andrés Espelt
Tomás acaba de matar a un hombre. Los recuerdos estallan en su cabeza con ecos de trenes reventados y golpes en la lona. Perdido en un lugar donde no debería estar, pronto se verá en medio de un fuego cruzado. Mientras Jenny, atrapada en su propia tela de araña, podría ofrecerle una última oportunidad, el sueño de escapar juntos hacia playas de un sur imposible, recorriendo carreteras vacías y baladas que susurran promesas de un amor inalcanzable.

Continuando el relato de “Pago de favores” (La ciudad rota, Carena, 2014), Miguel Rubio, una vez más, nos regala una trepidante historia tejida con tensa precisión. Personajes tan reales que asustan, descripciones certeras como disparos y frases como latigazos eléctricos en un muy personal y fascinante homenaje al género negro.

Que el lector respire hondo, porque tal vez no vuelva a hacerlo hasta cerrar este libro.


“Todo el que ha subido a un ring sabe que la verdadera victoria consiste en levantarse  siempre, en no rendirse jamás; la pelea es contra el rival pero, sobre todo, contra uno mismo.”
Esta frase resume perfectamente al protagonista de la novela, Tomás. Acaba de matar a un tipo, y por el que deberá pagar un precio. Atormentado por la pérdida de Blanca, y el hijo que esperaban, en los atentados del 11M. Ha vuelto al redil, a su antigua vida de juventud.

Se acabaron los días hermosos. Había cambiado de hábitos, de amistades, y logró por fín un trabajo decente. Pero todo se desvaneció.

Ahora vive en el infierno, y quiere salir de él. Conocerá a la sexual Jenny, una chica atrapada en una red criminal, pero que Tomás quiere cumplir con ella su última oportunidad. Alejarse a las playas del sur. Un lugar, que se presenta inalcanzable.

Miguel Rubio trenza una novela negra perfecta. Endiablada, con un ritmo que no deja pausa en el lector. Cuidando el texto, enriqueciendo los diálogos, las escenas. Sin añadidos. Son 184 páginas, y está todo.

El Madrid que nos presenta no es amable. Es la pura decadencia. Historias de sexo, de drogas, de armas, de vivir en el filo de una navaja. Y un ingrediente muy especial: la música.

Los personajes son malvados, que te dejan extenuados por la sangre fría, que fluye por sus venas.

Si quieren elegir un buen libro. Tierra en la garganta, es su titulo y Tomás, su hombre.

Frases que hacen que empatice con el autor:

Johnny Cash cantaba: “Maté a un tipo en Reno solo para verlo morir”. (En música.)

Llegué a Madrid sobre la una y fui directo a la Cañada Real. (En gustos turísticos.)

Crucé Gran Vía y continué por Fuencarral. Compré en un kiosko una novela de James Lee  Burke. (En gusto literario.)

Le entregué la Smith & Wesson y me guardé la Tokarev. (En armas.)
Y así, sin parar.

El autor se merece ser leído, y en mi caso mi respeto y agradecimiento
.

 
Miguel Rubio, es madrileño, Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, especialidad en Sociología Industrial y del Trabajo, y Diplomado en Trabajo Social por la Universidad Complutense de Madrid. Se ha especializado con posterioridad en bienestar social en las administraciones públicas, la lucha contra la exclusión, mediación para la inmigración, sociocultural, socioeducativa, y en drogodependencias. Ha trabajado durante más de una década con el colectivo de personas sin hogar desde los servicios sociales municipales, a los cuales sigue vinculado profesionalmente en la actualidad. Ha impartido, en el ámbito universitario, conferencias y participado en mesas redondas acerca del citado colectivo. Es aficionado al rock and roll, el cine, la novela negra y el boxeo. Ésta es su primera novela.

 


Esta reseña ha sido escrita por José Andrés Espelt para la II SEMANA NEGRA EN LA GLORIETA, celebrada del 21 al 27 de Mayo de 2017. Agradecemos a quien quiera reproducirla, total o parcialmente, que cite su fuente original.


nació un 3 de julio junto al Paseo de Gracia de Barcelona. Colaborador de varios sellos editoriales en género negro, policíaco y criminal. Miembro numerado de Ficómic, BCNegra, Semana Negra de Gijón, La Bòbila, librería Negra y criminal… Autodidacta por naturaleza, pertenece a las asociaciones Novelpol y Brigada 21. Culpable declarado del blog Cruce de Cables.