Ejecuciones públicas en la historia de Madrid (VIII), por Pablo Aguilera

Os ofrecemos un nuevo capítulo de este interesantísimo artículo sobre los métodos y lugares de ejecución pública en Madrid a lo largo de su historia. Lo ha escrito para CITA EN LA GLORIETA Pablo Aguilera, miembro fundador de LA GATERA DE LA VILLA, una iniciativa sin ánimo de lucro que publica una revista gratuita sobre historia y urbanismo de Madrid.

Puedes acceder a los capítulos previos, pichando AQUÍ.

Un fuerte abrazo,

Javier Alonso García-Pozuelo


Diseño: Pedro López Carcelén

EJECUCIONES PÚBLICAS EN LA HISTORIA DE MADRID (VIII parte)
Pablo Jesús Aguilera Concepción
LUGARES DE EJECUCIÓN PÚBLICA

1. EL QUEMADERO
2. PLAZA MAYOR
3. PLAZA DE LA CEBADA
4. PUERTA DE TOLEDO
5. CAMPO DE GUARDIAS
6. LA CÁRCEL MODELO
7. OTROS LUGARES DE EJECUCIÓN PÚBLICOS


3. LA PLAZA DE LA CEBADA

«Esta plazuela había recibido de la Plaza Mayor, por donación graciosa, el privilegio de despachar a los reos de muerte, por cuya razón era más lúgubre y repugnante».45

El primer ajusticiado en esta plaza fue el cirujano francés Juan Pablo Peret, autor de un intento de asesinato al Conde Floridablanca, al que asestó dos puñaladas al grito de “¡Muere, traidor!” el 18 de junio de 1790. Peret fue ahorcado el 18 de agosto de ese mismo año; el hecho de que no fuera ejecutado en la Plaza Mayor se debe a que ésta sufría un pavoroso incendio, iniciado en la madrugada del 16 de agosto y que se prolongaría durante nueve días. Como ateo confeso, que se negó a recibir los últimos auxilios espirituales, Peret no fue enterrado en tierra santa, sino junto al arroyo Abroñigal.

Pero no será hasta 1805 cuando se trasladen definitivamente las ejecuciones de pena capital a la Plaza de la Cebada, aunque durante el periodo de dominación francesa, entre 1808 y 1814, volvieron a la Plaza Mayor.
«Funesta celebridad, por haberse trasladado a la misma las ejecuciones de las sentencias de muerte en horca o garrote, a cuyo efecto se levantaba la víspera en el centro de ella el funesto patíbulo. Y las campanas de las próximas iglesias de San Millán y Nuestra Señora de Gracia eran las encargadas de transmitir con su lúgubre clamor a toda la población de Madrid el instante supremo de los reos desdichados. Muchos grandes criminales espiaron en aquel sitio una serie de delitos comunes y cuando, en este siglo principalmente, se inventó la nueva clasificación de delitos políticos, muchas víctimas del encono de los partidos o de la venganza del poder regaron con su sangre aquel recinto».46
Plaza de la Cebada en 1891.
Al fondo, la iglesia de Nuestra Señora de Gracia,
que fue derribada en 1903

RAFAEL DE RIEGO

«1823. 626.--Noviembre, 7.—Sr. D. Rafael del Riego.— Cárcel de Corte.—Horca.—Limosna, 2.410 reales.—Libro 1, folio 464.» 47

«Sacáronle de la cárcel por el callejón del Verdugo, y condujéronle por la calle de la Concepción Jerónima, que era la carrera oficial. Como si montarle en borrico hubiera sido signo de nobleza, llevábanle en un serón que arrastraba el mismo animal. Los 32 hermanos de la Paz y Caridad le sostuvieron durante todo el tránsito para que con la sacudida no padeciese; pero él, cubierta la cabeza con su gorrete negro, lloraba como un niño, sin dejar de besar a cada instante la estampa que sostenía entre sus atadas manos. Un gentío alborotador cubría la carrera. La plaza era un amasijo de carne humana.»48
 
Ejecución de Rafael de Riego en la Plaza de la Cebada
_____
47.Registro del catálogo de reos asistidos de los Hermanos de la Caridad y Paz. Citado en “El Liberal, 13 de abril de 1885. 
48. Benito Pérez Galdós, Op. Cit. 

Si quieres recibir un aviso en tu correo electrónico cuando publiquemos el resto de entregas de este artículo, rellena el formulario de contacto e indica "ejecuciones públicas".

 ***

es aficionado a la música y a la historia, socio fundador de la desaparecida asociación "Amigos del Foro Cultural de Madrid" y de la revista cultural "La Gatera de la Villa". 

Además de diversos artículos sobre la historia de Madrid, es autor del libro El levantamiento del 2 de mayo de 1808.