Reseña de «La abuela civil española», de Andrea Stefanoni

Esta reseña forma parte de la serie «La Guerra Civil Española en la Literatura», escrita por José María Velasco. Puedes acceder a la relación de libros seleccionados pinchando AQUÍ.

RESEÑA DE «LA ABUELA CIVIL ESPAÑOLA», DE ANDREA STEFANONI, por
José María Velasco
La abuela civil española, el título de la novela me llamó la atención al instante. Tuve que leerlo tres veces. Hay palabras que cuando se juntan forman una sola idea y no dejan espacio para otras. Hasta que llega una nueva y cambia todo el significado, juega con él y lo transforma sin dejar de arrastrar el otro que permanece debajo. Nunca había oído hablar de Andrea Stefanoni, una autora argentina que en su opera prima contaba, a miles de kilómetros de España, una historia de nuestra guerra, una historia especial: la de su abuela.

Con la acumulación de lecturas a veces uno se cansa de las voces que se acaban repitiendo más de la cuenta, de algunos escritores que se instalan en la fama para volverse demasiado previsibles, acartonados. No siempre se encuentran voces nuevas que te hablen como si te conocieran, con esa frescura de los recién llegados por los que sientes una rápida simpatía. La abuela civil española tiene la magia poderosa de las historias que han sido escuchadas antes de trasladarse al papel, las que trascienden generaciones, las que se escriben desde el interior del alma porque ya forman parte de ella, las que, tomando prestada la última frase de la novela, “pueden con todos los ruidos”. Historias que hablan de unos hermosos ojos verdes que destacan entre el negro de una cara tiznada de carbón, de niños que pelean con los lobos, de un derrotado que fue fusilado siete veces para encontrar la muerte cuando ya se había acostumbrado a esperarla, de una odiosa madrastra que no debía llamarse Esperanza, de traidores incapaces de perdonar otras traiciones que alimentan su odio durante años, de una libertad ganada falsamente en una partida de ajedrez, del sabor de un guiso que calma el hambre de años, de huidas que buscan una felicidad que parecía imposible, porque siempre van acompañadas del miedo,  de una isla que se llama de El Tigre aunque no tuviera felinos de ese tamaño, de un paisaje fluvial y selvático que confiere a los niños una personalidad única, de deudas desinteresadas que tardan años en cobrarse porque están hechas desde la solidaridad más precaria…

Me encantan las historias contadas desde los sentimientos porque alcanzan un vuelo muy poderoso que el lector puede vivir como propio, pero en esas circunstancias es muy fácil deslizarse por el precipicio del sentimentalismo. Andrea Stafanoni tiene un estilo sobrio, medido, en el que sobresalen las frases cortas, los capítulos muy breves, un estilo que invita al lector a avanzar sin pausa, sin recrearse en detalles que podrían llegar a ser innecesarios. Y de esa forma, como explica la propia autora: 

“Dejamos correr las historias. Que se unan. Como se unen, en ese nudo en mi garganta, las historias de mi abuela en una sola”.
Andrea Stefanoni fue un descubrimiento maravilloso. Espero que haya llegado para quedarse y contarnos más historias. La abuela civil española habla de tesón, de lucha frente a las adversidades, de personas sencillas que se negaron a rendirse, de esperanza, de familia… de cosas que he oído contar muchas veces en los labios de mis tías, de mi madre, de mis primos, historias que no me canso de leer, sobre las que nunca podré dejar de escribir.


Si quieres recibir un correo cada vez que publiquemos una de estas reseñas, rellena el formulario de CONTACTO e indica en el mensaje "La Guerra Civil en la Literatura".

José María Velasco (Málaga, 1968)
Escribir poemas solo era un juego de la adolescencia y la primera juventud. Vivo en Barcelona desde hace más de 30 años. En 2008 tras décadas sin escribir (nunca ha sido mi oficio), decidí tomarme un año sabático para investigar la historia más hermosa que me habían contado: la de mi abuela, que purgó en una cárcel franquista el pecado de estar casada con uno de los primeros maquis que hubo en nuestro país, perteneciente al único grupo que le preocupó a Franco. Ocho años más tarde aún me peleo con una novela que cuenta su historia y con un blog DORMIDAS EN EL CAJON  DEL OLVIDO.

TAL VEZ TE INTERESE:

LA GUERRA DELS MATINERS, por Eduardo Montagut
La Segunda Guerra Carlista, con derivaciones más allá del carlismo, es conocida en Cataluña con el nombre de Guerra dels Matiners (madrugadores, en catalán), y se desarrolló entre 1846 y 1849
LEER entrada.

EL FRACASO DE LA POLÍTICA, por Javier Alonso García-Pozuelo
En febrero de 1936, en el contexto de una Europa sumida en una grave crisis económica y en plena efervescencia de la pugna ideológica entre democracia liberal, fascismo y comunismo, se celebraron en la España de la II República unas elecciones... 
LEER entrada.

LA LINDA TAPADA, por Javier Torras de Ugarte
Julio de 1936, la reacción se alzaba frente al gobierno recién elegido y la Guerra Civil daba comienzo. Pocos días después del inicio de la insurrección se formaba en Madrid —al amparo de la II República, aún vigente— la Junta de Incautación y Protección del Tesoro Artístico...
LEER entrada.