«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (XLIX)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica, escritora y administradora de la página de facebook TOPmicrorrelatos.


Hay cincuenta pasos desde su habitación hasta la puerta que da al jardín. Detrás del seto está esa señora tan amable que le regala los cromos. Manolín ha aprendido a no tropezar, a caminar casi a oscuras. En secreto, como ella le aconseja cuando pone un dedo sobre sus labios. Hoy está emocionado porque le va a traer el último cromo, el más difícil, el que no tiene nadie. El lunes llevará al colegio el álbum con la colección completa para darle envidia a los compañeros.

Ahora solo reza para que el bebé, ese niño rechoncho y bueno por el que sus padres suspiran, no se despierte mientras recorre esos largos cincuenta pasos.



EL SUICIDA
José María Peña Vázquez
A la altura del sexto piso se angustió: había dejado el gas abierto.

Galería de hiperbreves


HIPERREALISMO I
Ricardo Sumalavia
Para qué perder tanto tiempo, se dijo el artista, antes de colgar a sus modelos directamente en las paredes de la galería.

Enciclopedia plástica



REPASO A LA ACTUALIDAD
Almu Ballester
Olga —sus cuarenta años, pelo negro, delgada, jefa de sección y cuñada reciente— se ha visto obligada a detener su coche en un semáforo. Tiene la radio puesta y se mira la ropa. En el suéter de cachemira, justo en el pico del escote, Olga encuentra un pelo. Propio. Lo coge, observa y calibra, suenan las señales horarias de las ocho. Lo estira entre los dedos índice y pulgar y lo recorre (es muy liso, más fino en la punta). Comienza el boletín y su repaso a la actualidad, son ya trescientes ochenta los muertos bajo los bombardeos. Se percata de que el pelo tiene raíz. Suspira. Se palpa la escueta melena, se han interrumpido las conversaciones de paz. Duda, coge el volante y coloca el pelo sobre su falda beis. Justo allí donde lo pone descubre tres más, no hay visos de solución para el conflicto. Coge sus cuatro cabellos, los levanta sobre la coronilla, los deja caer sobre su cabeza. Se abre el semáforo, el último ataque redujo a escombros una escuela en pleno día. Se da un ligero masaje, comprará vitaminas del complejo B. Cambia de emisora. Después mira hacia la luz verde y su vida continúa.
 
Normas de inseguridad

CONSECUENCIAS DE LA POBREZA
Ricardo Alberto Bugarín
Éramos tan pobres que lo único que teníamos para comer eran hostias fritas en grasa de velas. Mamá las traía el domingo y las racionaba para toda la semana. Después, en el tiempo de las brevas, mejorábamos la dieta. De ahí, dicen las tías, nos viene esta piel traslúcida y nacarada que nos da caritas de ángeles. Esta esmirriada figura que parecemos muñequitos de altar. Estas dulces miradas que nos dan un aire celestial. ¡La languidez tiene tantas transformaciones!. 

Benignas insanías

EL FINAL
Fedric Brown
El profesor Jones había trabajado en la teoría del tiempo a lo largo de muchos años.

—Y he encontrado la ecuación clave —dijo un buen día a su hija—. El tiempo es un campo. La máquina que he fabricado puede manipular, e incluso invertir, dicho campo.

Apretando un botón mientras hablaba, dijo:

—Esto hará retroceder el tiempo el retroceder hará esto —dijo, hablaba mientras botón un apretando.

—Campo dicho, invertir incluso e, manipular puede fabricado he que máquina la. Campo un es tiempo el. –Hija su a día buen un dijo—. Clave ecuación la encontrado he y.

Años muchos de largo lo a tiempo del teoría la en trabajado había Jones profesor el.

Final el.
Lo mejor de Fedric Brown

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación Los orígenes de la vida (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), El comportamiento altruista (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e Inteligencia emocional infantil y juvenil (Linda Lantieri, Santillana, 2009) y la compilación de poesía incluida en Mina Loy. Futurismo, Dadá, Surrealismo (La Linterna Sorda, 2016). Cuenta con varios premios literarios, que incluyen el V Concurso de Relato Corto del Ayto. de Monturque (2004) y el XIII Premio de Narrativa Miguel Cabrera (2006). Ha publicado la colección de microrrelatos Te amo, destrúyeme (2015) y Hola, te quiero, ya no, adiós (2017) en Amargord Ediciones.


Coedita con Begoña Loza la colección de relatos La vida es un bar (Vallekas) (Amargord Ediciones, 2016), en donde también participa como autora. Colabora en las revistas digitales La Ignorancia y La Charca Literaria. En su faceta musical, toca la flauta travesera en los grupos de rock VaKa y Los Vitter del Kas.


Puedes leer una selección de microrrelatos de su primer libro de microrrelatos, «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando AQUÍ.