Reseña de «Entresuelo izquierda», de Sonia Rico

Reseña de «Entresuelo izquierda», de Sonia Rico
por Maya Velasco
Todos tenemos ciertas reservas cuando leemos el primer libro de un autor, como es el caso de Entresuelo izquierda, de Sonia Rico. Pues bien, comencé a leer la ópera prima de Sonia Rico hace unos días y me la acabé casi de un tirón.

El relato está construido en tres partes de cinco capítulos, exceptuando la última en la que el sexto capítulo es el final. Recuerda al clásico planteamiento, nudo, y desenlace.

La historia relata la vida de Alex, vigilante de seguridad que lleva una existencia bastante plana en una calle popular de Barcelona en el año 2015. Prácticamente alejado de todo el mundo salvo de su amigo Pau y dedicado a masturbarse y fumar hierba. Cuando alguien le echa en cara su soledad y le aconseja que se busque una mujer rusa, se sorprende enganchado a una página de mujeres bellísimas que se ofrecen para relaciones de pareja. Al principio juguetea con las fotos que le van mandando hasta que se queda colgado de Olga. A partir de ese momento, su obsesión por internet le hará comprarse un móvil caro y contratar una línea de datos. Su vida gris se llena de emoción:

"Una emoción inexplicable para él corría por su cuerpo como un pequeño chute de algo que no recordaba que existiera"
El ritmo de su vida empieza a acoplarse a los sonidos de su teléfono y le va pintando a Olga, un Alex que no tiene mucho que ver con él mismo. En su mente empieza a construir una vida futura con ella y aunque aún no la conoce de nada ya piensa que "Olga era una niña buena con una pincelada de Lolita". Le ofrece pagarle unos billetes para que venga a Barcelona a conocerle. El drama está servido. A partir de ese momento, tenemos que seguir leyendo para ver si ella es sincera y es que no comprendemos como Alex puede ser tan crédulo.

He leído en el blog de Sonia Rico la siguiente nota:

"Los que me conocéis sabéis que me interesan especialmente los temas psicológicos; los que me hacen pensar porqué actuamos de un modo u otro". 
Y ese es el verdadero propósito de esta novela, el hacernos preguntarnos por qué Alex actúa como un verdadero iluso, si realmente Olga terminará siendo la timadora que parece.

El lenguaje, las rápidas conversaciones, todo nos hace anticiparnos al final y querer devorar la historia. Otro elemento que hace tan dinámica Entresuelo izquierda es el humor negro que llena sus páginas. Alex a menudo "se caga en su vida", cae en situaciones ridículas, encuentra personajes extraños.

En algún momento encontramos a un Alex sicótico que tiene visiones de su antigua novia: 

"Yo siempre voy a estar, recuérdalo, sobre todo en tus malos momentos, soy tu pesadilla, no te hagas ilusiones porque ahora tengas a otra".
Pronto vemos que Alex es un hombre bueno que siente mucha tristeza cada vez que se encuentra por las calles a borrachos o personas de los bajos fondos. Siempre se pone en su lugar. Casi no habla con su madre por el daño que esta le hizo. Las esporádicas relaciones sexuales que tiene no llenan su vida. En definitiva, está solo.

Por otra parte, aunque a veces nos parezca un pusilánime, Alex tiene también fuerza para afrontar la vida: 

"Pero él había tocado fondo y comprendido que, llegado a este punto, las cosas no podían ir peor, solo podía salir a la superficie, aunque no supiera cómo".
De Olga, creemos que utilizara sus malas artes para sacarle dinero y regalos a la gente e incluso robar. Pero también vemos la otra cara de la moneda, la de una sociedad machista que maltrata a las mujeres, la de las niñas que han sufrido abusos desde pequeñas, la de mujeres luchadoras que quieren salir de la miseria a cualquier precio. Que también está sola.Sonia Rico quiere que nos preguntemos porqué actúan así los personajes y solo hay una respuesta: la soledad. La soledad de Alex, de Olga o de Otto, vecino de Alex, coleccionista de arte.
"¿Qué es lo que estaba pasando en el mundo para que hubiera tanta oferta de mujeres ofreciéndose para irse a cualquier lugar? Se preguntaba también si había tantos hombres buscando mujeres por internet".
Es recurrente la mención de cuadros y obras de arte. Concretamente, hay dos cuadros que obsesionan a nuestro protagonista. Parece que la autora quiere que los busquemos y veamos lo que el protagonista ve.Sonia Rico nos cuenta que no hay nada de autobiográfico en Entresuelo izquierda si bien creo que, el episodio en que unos perros atacan en un parque a Alex y su amigo Pau está inspirado en su infancia.

El final nos sorprende con una estructura circular ya que volvemos al principio: 

"Ojalá él pudiera volver a encontrar aquella paz y satisfacción que antes sentía en la isla particular que era su entresuelo".
Os recomiendo esta rápida y bien escrita novela que nos hará reír, llorar, meditar sobre las injusticias de la vida y el porqué de nuestras actuaciones y a recorrer bares, restaurantes, playas y calles de la hermosa Barcelona.


Si quieres recibir un aviso cada vez que publiquemos una reseña en CITA EN LA GLORIETA, mándanos un mensaje a través del formulario de CONTACTO, indicando "Reseñas".

Muchas gracias por visitar La Glorieta.

Maya Velasco
Nací en Madrid (1962) y crecí rodeada de libros. Estudié Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid. Al terminar la carrera, impartí clases de literatura española a través de una ONG realizando dos de mis sueños que son compaginar mi pasión por la literatura con la enseñanza, compartiendo lo que esta me aportaba con ellos. En este periodo también organizaba obras de teatro en las que actuaban sus alumnos. Actualmente trabajo en un Despacho de Abogados de Madrid y escribo reseñas literarias para el blog colaborativo de Historia y Literatura  Cita en la Glorieta.

***

¿NOS ECHAS UNA MANO?
Si te gusta alguna de las secciones de este blog, ayúdanos a crecer, compartiendo CITA EN LA GLORIETA en las Redes Sociales.

También puedes seguirnos pinchando AQUÍ.

¡Muchas gracias por la ayuda!

Javier Alonso García-Pozuelo