«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (LXVI)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica, escritora y administradora de la página de facebook TOPmicrorrelatos.


EL VUELO
Jorge Dávila Vázquez
En el convento de los Descalzos de Lima, se abre la puerta de la pequeña capilla, y todo se vuelve luz, el arcoiris se transforma en esa Virgen aureolada de ángeles que pintó Angelino Medoro hace siglos.

El pequeño lego que nos guía dice que el beato Francisco Solano levitaba ante este cuadro.

Y el milagro entra de lleno en esta atmósfera de alas y rostros hermosos. Lo sobrenatural se vuelve cotidiano, y en esos segundos de éxtasis ante la belleza, todos sentimos que podemos elevarnos en el aire como el beato Solano y como los ángeles que rodean a la Madona
.

La noche maravillosa

FRANCISCO DE ALDANA
Juan José Arreola
No olvide usted, señora, la noche en que nuestras almas lucharon cuerpo a cuerpo.

Palíndroma

HACERSE EL MUERTO
Andrés Neuman
¿Por qué nos gusta hacernos los muertos? ¿Se trata de una costumbre sádica, como se quejan nuestros amigos o cónyuges más sensibles? ¿Por qué nos fascina de niños, y seguimos siendo niños, quedarnos deliberadamente inmóviles como momias de nuestro propio futuro? ¿De dónde sale ese placer ácido que sentimos asistiendo al cadáver que todavía no somos? La explicación es sencilla, y por tanto misteriosa.

Al ver todo mientras no miramos nada, al pensar sin hacer ningún esfuerzo por seguir pensando, al notar en nosotros, con poderosa certeza, la selva de las arterias y la montaña rusa de los nervios, no sólo confirmamos que estamos vivos sino algo incluso más impresionante: experimentamos nuestra única, pequeña, modesta forma de trascendencia. Sobrevivimos a nosotros mismos.

Derrotamos a la muerte jugando.


Por favor, sea breve 2

LA MEDIDA DEL TIEMPO
Pedro Herrero
Veinte años de silencio y ahora tu amor de juventud consiente en verte de nuevo. Trece meses duró vuestro idilio: tiempo suficiente para que los recuerdos te persigan como el zumbido de una mosca inivisible, buscando una nueva oportunidad. Una semana de plazo para concertar la cita, pues ya no sois adolescentes y vuestras respectivas agendas dejan un margen escaso a la improvisación. Día y medio para poneros de acuerdo en el lugar de encuentro, al que llegarás con un adelanto de quince minutos, que te parecerán siglos. Y todo para que en —apenas tres segundos— ella te diga, de entrada, que no le apetece irse a la cama. A partir de entonces, aún tendrás por delante un par de horas de aburrida conversación.

Los días hábiles

SIRENAS VERDADERAS
Raúl Brasca
Ya no más esas absurdas mujercitas con voces de cristal inventadas para satisfacer sin gasto el orgullo viril de los pusilánimes. Nosotras, las sirenas reales, cantamos nuestra victoria. Y no tan dulcemente como se cree. Los verdaderos hombres acuden a nuestra isla en tropel y nos quedamos solo con los mejores. Los que no sirven quedan libres y siguen su camino. El ingenioso Ulises solo era bueno para tramar historias.
 
Las gemas del falsario

UN SOL MENOS
Patricia Nasello
Es raro volver sola con papá a casa, tan raro que no me animo a decirle que tengo hambre.

Tomo una hoja blanca y el primer lápiz de color que veo. Dibujo un sol con una panza grandota.

—Mírame —dice.

Sigo dibujando.

—Mírame —grita. Los dos tiramos de la hoja, el sol se rompe. Aprieta los brazos alrededor de mí muy fuerte. Su camisa huele a líquido de planchar.

—Mamá se tiene que quedar ahí —repito para él lo que explicó la abulela a la tarde—, porque le hace frío y necesita el abrigo de la tierra.

—Voy a preparar la cena —contesta. Parece que no escuchó lo que dije. Además no prepara nada, se queda así, quieto. Ni siquiera enciende la luz y está oscuro.

Esta noche da miedo
.

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación Los orígenes de la vida (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), El comportamiento altruista (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e Inteligencia emocional infantil y juvenil (Linda Lantieri, Santillana, 2009) y la compilación de poesía incluida en Mina Loy. Futurismo, Dadá, Surrealismo (La Linterna Sorda, 2016). Cuenta con varios premios literarios, que incluyen el V Concurso de Relato Corto del Ayto. de Monturque (2004) y el XIII Premio de Narrativa Miguel Cabrera (2006). Ha publicado la colección de microrrelatos Te amo, destrúyeme (2015) y Hola, te quiero, ya no, adiós (2017) en Amargord Ediciones.


Coedita con Begoña Loza la colección de relatos La vida es un bar (Vallekas) (Amargord Ediciones, 2016), en donde también participa como autora. Colabora en las revistas digitales La Ignorancia y La Charca Literaria. En su faceta musical, toca la flauta travesera en los grupos de rock VaKa y Los Vitter del Kas.


Puedes leer una selección de microrrelatos de su primer libro de microrrelatos, «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando AQUÍ.