Reseña de «Lluvia fina», de Luis Landero

Reseña de «Lluvia fina», de Luis Landero
por Pilar Marín Blesa
Luis Landero (Alburquerque, 1948) nos trae una nueva obra con un título atrayente y melancólico, o atrayente por melancólico: “Lluvia fina”, publicada por Tusquets Editores (Colección Andanzas), como todas las suyas. Es una obra relativamente corta en la que su autor se sumerge, con un lenguaje aparentemente sencillo, en la problemática de las relaciones humanas y más concretamente, de las familiares.

Quizás me acerqué a esta novela por el título, por la portada o por el lejano regusto que me dejó hace años la lectura de “El balcón en invierno” (aunque debo reconocer que “Juegos de la edad tardía” me obligó a desarrollar una buena dosis de paciencia).




Se acerca el ochenta cumpleaños de la madre de Sonia, Andrea y Gabriel, y a éste se le ocurre reunir a toda la familia para la celebración de este redondo aniversario. Esto dará pié a que resurjan historias del pasado, recriminaciones, secretos nunca revelados, rencores latentes, descubrimientos de la verdadera personalidad de aquél con quien se convive hace tantos años … como si a todo esto le faltara la chispa que pudiera encenderlo, y esa chispa fuera la proyectada reunión. Y sobre el incendio desatado va cayendo la lluvia fina.

Aurora es la esposa de Gabriel. Es una mujer aparentemente apocada, callada, conforme, a la que todos toman por su paño de lágrimas. La novela se construye alrededor de las conversaciones que todos los demás miembros de la familia tienen con ella, y así de conversación en conversación entre ellos y con Aurora, se nos va desvelando la historia de la familia: su origen con el matrimonio de los padres, la personalidad de un padre con alma de artista que llegó a hacerles creer a raíz de un cuadro encontrado en un desván, que tuvieron un antepasado aventurero y famoso; la madre, pragmática y férrea en su camino de salir adelante, no saliéndose ni un ápice de sus propósitos y de una dureza de carácter inamovible; Sonia, la mayor, a la que le quitan los estudios para ponerla a despachar en la mercería y casarla muy joven con Horacio, veinte años mayor y dueño de una tienda de juguetes que predica el amor pero que esconde algo turbio, y del que se separó; Andrea, secretamente enamorada de Horacio que desea dedicarse a la música y queda relegada a sustituir a su hermana en las ocupaciones familiares, llena siempre de reproches; Gabriel, el pequeño, el preferido de la madre, profesor de filosofía en un instituto y empeñado en ver las cosas como quiere verlas y no como son sobre la base de una particular “teoría de la felicidad”, basada en la simple idea de que como la vida se resuelve siempre en fracaso (el último la muerte) las tentaciones, los deseos, las promesas se desvanecen, no tienen consistencia, y por ello para qué esforzarse, para qué la energía de vivir, para qué el deseo, para qué luchar … es por ello que se incentiva con todo pero no termina nada.

De esta forma y siempre desde la óptica de Aurora, se van desnudando los personajes integrantes de la familia. Aurora, sumisa, paciente, sentada en el aula en la que terminó la clase, absorta en sus pensamientos, rememora las llamadas cruzadas entre todos como consecuencia de la fiesta proyectada, los monólogos de los que ella misma es objeto, que no sujeto, la historia pasada de cada uno tal y como a lo largo de los años se la han ido contando, su propia relación con su marido desde que lo conoció para llegar a la conclusión de que no lo conoce en absoluto.

“Lluvia fina” es un reflejo de la realidad pasada, presente y futura en la vida de una familia de tantas en la sociedad española, aunque de igual modo, y con los matices propios de cada cultura y sociedad, puede extrapolarse a cualquier familia. Perfectamente llevada en su estructura en cuanto que va usando diálogos para introducirnos en la vida, sucesos, pensamientos y divagaciones de cada personaje, fácil y rápida de leer. Lástima que deje un retrogusto a mediocridad. La vida misma a veces
.

María Pilar Marín Blesa es licenciada en Derecho por la Universidad de Granada. Trabaja como abogada en Marbella. Puedes seguirla en TwitterFacebook.