Reseña de «La soledad del manager», de Manuel Vázquez Montalbán

RESEÑA DE «LA SOLEDAD DEL MANAGER»,  DE MANUEL VÁQUEZ MONTALBÁN
por Julio César Cano
Accedo a una librería con la intención de comprobar si los casos del inspector Monfort están bien situados en las estanterías de novela negra o, en el mejor de los casos, en las de novedades. Sin embargo, lo que me llama la atención es la nueva colección de Booket, que ha relanzado las novelas del carismático detective Carvalho a un precio realmente asequible. Las hojeo, leo de nuevo las sinopsis que casi podría citar de memoria, sonrío, me embarga el aroma de las Ramblas y puedo ver a la gente pasear curioseando entre las flores, los quioscos de prensa, las estatuas vivientes, la entrada del mercado de la Boquería repleta de curiosos y turistas, la puerta del Liceo a donde llegan taxis de los que se bajan personajes engalanados para presenciar una ópera internacional. Imagino, entre los miles de personas que a diario deambulan por la calle más alegre del mundo, a Pepe Carvalho, a Charo, a Biscuter… Me llegan entonces también las fragancias culinarias que el autor nos hace vivir, sentir y salivar a lo largo de las páginas de sus novelas.
 

Compro La soledad del manager y me lo llevo a casa como quien ha encontrado un tesoro. La leí por primera vez hace muchos años, la releí tiempo después y la he vuelto a leer una vez más en esta nueva y cuidada edición.

Manuel Vázquez Montalbán describe en La soledad del manager, una Barcelona tan directa que podría tratarse de la Barcelona actual. Redescubro situaciones políticas y sociales que parece que las haya escuchado hoy mismo en las noticias de las tres de la tarde. Pero no, esta novela se publicó en 1977, nada más y nada menos que cuarenta años atrás.

Con su inigualable pericia, describe los lugares de la mano de personajes que parecen formar parte de un decorado, a través de suculentas comilonas típicas de una ciudad que siempre tuvo los brazos abiertos a los emigrantes, y amalgamó lo que trajeron de sus lugares de origen para transformar sus condumios en un imaginario recetario charnego. Porque de eso van en realidad las novelas del ilustre detective gallego afincado en Barcelona, de la supervivencia de lo charnego, de la exaltación de todo lo que vino de otra parte y que llegó para quedarse, como Pepe Carvalho, que supo cocinar lo mejor de Cataluña pensando cómo lo harían sus antepasados gallegos.

Un hombre aparece muerto con unas bragas de mujer en el bolsillo. La viuda encarga la investigación a nuestro querido detective. Pronto empieza a sospechar que, lejos de ser un crimen sexual (que es lo que todos quieren que parezca), se trata de un ajuste de cuentas de tintes políticos. En su afán por descubrir la verdad entre tanta mediocridad circundante, a Carvalho empiezan a llegarle avisos para que deje de meterse donde no le llaman.


Manuel Vázquez Montalbán nos hará sonreír, tanto si lo leímos en su día como si es la primera vez que lo hacemos, con sus devaneos por Barcelona, desde los barrios más negros hasta la ciudad de altos vuelos. Y disfrutaremos, gastronómicamente hablando, con los maravillosos platos que nos prepararán, a través de sus páginas, unos personajes histriónicos de los que llegaremos a enamorarnos irremediablemente.

Así es La soledad del manager, una novela publicada hace cuarenta años que, sin embargo, nos llevará a conocer una ciudad, una región, un pueblo, como si se tratara de la mismísima actualidad.

Quizá fuera esa la verdadera magia que poseía el autor, adelantarse en el tiempo, vaticinar un futuro que, a través de las páginas de este libro, nos hará pensar dónde termina la ficción y comienza la realidad.

Prepárense a estar intrigados durante todo el texto, a querer descubrir al culpable o culpables que se esconden desde las primeras páginas, a salivar con los exquisitos condumios que aquí se representan y disfrutan.

En fin, lean y gocen con uno de los autores más grandes del género negro, alguien que retrató con palabras a una sociedad catalana que siempre fue un escenario perfecto para la novela negra. Hoy, quizá, demasiado negro.


© Julio César Cano
Autor de los casos del inspector Monfort:
Asesinato en la plaza de la farola (Maeva 2015)
Mañana, si Dios y el diablo quieren (Maeva 2015)
Ojalá estuvieras aquí (Maeva 2017 – Galardón Letras del Mediterráneo de Novela Negra 2017).


Esta reseña ha sido expresamente escrita por Julio César Cano para la III SEMANA NEGRA EN LA GLORIETA, festival virtual del género negro celebrado del 21 al 27 de noviembre de 2017 en el blog de Historia y Literatura CITA EN LA GLORIETA. Agradecemos a todo el que quiera reproducirla total o parcialmente, cite su fuente original.

Julio César Cano
- Fotografía de Manuel Navarro Forcada -

Julio César Cano (1965, Capellades, Barcelona), trabajó en el negocio familiar hasta que el mundo de la música llamó a su puerta. Durante varios años ejerció como músico y mánager de grupos. Actualmente se dedica a la publicidad, actividad que compagina con la escritura.
 

Como autor, es conocido tanto por sus ensayos y artículos sobre gastronomía y viajes, como por sus novelas y relatos, entre ellos Cocina, carretera y manta y Hojas de otoño. Ojalá estuvieras aquí es la tercera investigación del inspector Monfort, que sigue a  Mañana, si Dios y el diablo quierenAsesinato en la plaza de la Farola.
 

Reside junto a su familia en La Pobla Tornesa, provincia de Castellón, donde transcurre la serie del inspector Monfort.