«La Guerra dels Matiners», por Eduardo Montagut

Hoy está fuera de sí con las noticias que corren de una revolución en Francia. Cree Sofía que si las terribles nuevas se confirman, tendremos aquí grave trapatiesta, y cuando le digo yo que de ello me holgara mucho, se pone hecha un basilisco. «¿Te parece bien que ahora, por seguir aquí el ejemplo de Francia, se nos cuelen en el poder los progresistas, que después de tantos años de oposición deben de traer hambre atrasada? Pues como levanten la cabeza Olózaga y Don Juan y Medio, Sancho y Madoz, con toda la taifa nueva de los democratistas, ya podemos recoger los bártulos... Bien dije yo que con este idilio del Papa liberal se habían trastornado los caletres de los políticos españoles. Vino Espartero de Inglaterra, y no supo D. Ramón qué hacer para festejarle. A Olózaga le levantan el destierro, y hasta le dan indulto al pícaro Godoy. ¿Qué resulta de estas blanduras? Que los progresistas no agradecen el favor, y que al calorcillo de tanta liberalidad la gusanera carlista o montemolinista revive, y ya tenemos a nuestras tropas dando caza a los Tristanys, a Tintoret de Igualada y al Tuerto de la Ratera... Todo ello es por haber tomado en serio ese poema católico y político del Papado al frente del liberalismo, y de la unidad de Italia, que en rigor nos importa un comino... Pues ahora, si se confirma el topetazo que anuncian de allende el Pirineo, no sé por dónde van a salir nuestros hombres públicos... Las últimas noticias comunicadas por las torres telegráficas son que en París está el trono patas arriba, y que Luis Felipe salió con las manos en la cabeza...».
Episodios nacionales IV
Las tormentas del 48 (Capítulo X
)

Benito Pérez Galdós

Os ofrecemos una nueva entrega de Historia del Siglo XIX en España escrita para CITA EN LA GLORIETA por Eduardo Montagut. En este artículo el profesor Montagut nos explica de manera muy clara y didáctica las causas de la Segunda Guerra Carlista, conocida en Cataluña como Guerra dels Matiners, y que se extendió entre los años de 1846 y 1849. Puedes acceder a todos los artículos del profesor Montagut publicados, con su permiso, en CITA EN LA GLORIETA, pinchando AQUÍ.
 


LA GUERRA DEL MATINERS
Eduardo Montagut
La Segunda Guerra Carlista, con derivaciones más allá del carlismo, es conocida en Cataluña con el nombre de Guerra dels Matiners (madrugadores, en catalán), y se desarrolló entre 1846 y 1849.

Existió un conjunto de causas que precipitaron el conflicto.

Por un lado, estaba el malestar que causaron determinadas políticas económicas y sociales emprendidas por Narváez: la reforma fiscal de 1845, que potenció el impuesto de consumos, tan gravoso para las clases populares, y la defensa de la propiedad privada frente a la comunal o colectiva, así como la cuestión de las quintas, que privaba a las familias campesinas de manos útiles.


Fielato (nombre popular de las casetas
donde se cobraba el impuesto de consumos)

Tampoco debe olvidarse la fuerte crisis agraria del momento, algo común a toda España y aún a Europa, y que sería uno de los desencadenantes de la oleada revolucionaria por el continente.
 

Por fin, habría que tener en cuenta que en Cataluña se mantuvieron algunas partidas carlistas al terminar la primera guerra, y que se dedicaban más que otra cosa al bandolerismo. Eran los conocidos como trabucaires. Había, pues, un claro malestar en la Cataluña rural.

En el plano más estrictamente carlista, deberíamos citar como causa el fracaso del proyecto matrimonial que algunos personajes moderados, como Jaime Balmes y Juan Donoso Cortés, habían emprendido para que la joven Isabel II se casara con el conde de Montemolín, Carlos Luis de Borbón, con el fin de resolver el conflicto o pleito dinástico.


Los Reyes Isabel II y Francisco de Asís
- Antonio María Esquivel -
(1846)

Los primeros que se levantaron fueron Ros d’Eroles y mosen Benet Tristany en el mes de septiembre en Solsona. Hasta la primavera de 1848 el conflicto tuvo todas las características de la guerra de guerrillas de partidas carlistas contra el ejército. Pero la Revolución de 1848 en la vecina Francia trajo un cambio relevante en el conflicto, ya que, curiosamente precipitó la creación de partidas muy alejadas del ideario carlista, y que defendían ideas progresistas y hasta republicanas.

Por otra parte, reapareció el famoso caudillo catalán Ramón Cabrera, que se hizo con el mando de las partidas carlistas.


Ramon Cabrera 
- John Prescott Knight -
Otro aspecto interesante y peculiar de este conflicto es que derivó hacia la defensa de la realidad específica de Cataluña, en una suerte de un peculiar catalanismo primigenio. Se llegó a reivindicar la creación de un gobierno propio a través de la Diputació General de Catalunya, un organismo donde se integrarían carlistas, progresistas y republicanos.

Por otro lado, se formaron partidas fuera de Cataluña, pero fracasaron.

A finales del año 1848 comenzó a tener éxito la estrategia emprendida por el nuevo capitán general de Cataluña, Manuel Gutiérrez de la Concha, ya que consiguió vencer a muchos jefes carlistas.

Al final, en abril de 1849, se detuvo al pretendiente carlista cuando intentaba entrar en España, y después de varias derrotas, Cabrera decidió salir por la frontera. La guerra había terminado. Posteriormente, el gobierno dio una amnistía a los veteranos carlistas. Una parte de los mismos se quedó en Francia, pero otra regresó y terminaría participando en la Guerra de Marruecos de 1859-1860
.

Si quieres recibir un aviso cada vez que publiquemos un artículo de Historia del siglo XIX en CITA EN LA GLORIETA, mándanos un mensaje a través del formulario de CONTACTO, indicando "Siglo XIX".

Muchas gracias por visitar La Glorieta.

es Doctor en Historia por la UAM y profesor de Secundaria en un Instituto de Alcalá de Henares en la especialidad de Geografía e Historia. Socio de las ilustradas Reales Sociedades de Amigos del País de Madrid y Bascongada, pertenece también a la ARMH, y mantiene un constante compromiso por la memoria histórica. Pertenece al Grupo de Memoria Histórica del PSOE y tiene la responsabilidad de Educación, Cultura y Memoria Histórica en la Ejecutiva de la Agrupación Socialista de Chamartín (PSOE-M). Colabora diariamente en diversos medios digitales con artículos de Historia y Política. Tiene publicados un libro sobre los árboles y la Ilustración, y diversos artículos sobre la enseñanza de la agricultura en los siglos XVIII y XIX, así como, sobre Historia social.