«Microrrelatos escogidos» por Ana Grandal (XLV)

La siguiente selección de microrrelatos ha sido escogida para CITA EN LA GLORIETA por Ana Grandal, licenciada en Ciencias Biológicas, traductora científica, escritora y administradora de la página de facebook TOPmicrorrelatos.


EL REGRESO I
Fernando Sánchez Clelo
Después de todas las tribulaciones vividas durante los últimos años, Ulises se siente cada vez más cerca de Penélope. Mira nostálgico el paisaje con lágrimas en los ojos, está feliz y no puede contenerse.

―Ítaca… ¡Ítaca! ―grita conmovido.
―Esto no es Ítaca, señor ―le dice un hombre desde una carreta.
―¿Qué lugar es este? ―pregunta alterado.
―¡Esto es Comala señor, Comala! ―contesta el arriero Abundio mientras se aleja.

Ulises, desconsolado, comprende que una nueva odisea está por comenzar.


No es nada vivir

JIM
Luis Bernardo Pérez
Como tantos niños retraídos, yo también tuve un amigo imaginario. Lo llamé Jim, como el muchacho de La isla del tesoro. Fue el compañero inseparable y el aliado incondicional de mi solitaria infancia. Anteayer, después de casi cuarenta años de no pensar en él, me lo encontré por casualidad camino a la oficina. No fue difícil reconocerlo, pese a que ahora viste traje de tres piezas y peina canas. Nos dimos un abrazo y hablamos del pasado, de nuestros juegos y travesuras. Hubiera querido quedarme a conversar más tiempo pero ambos teníamos prisa, así que intercambiamos números telefónicos y prometimos reunirnos un día de estos.

Fin de fiesta y otras celebraciones

SIN TÍTULO
Juan José Arreola
La última vez que nos encontramos Jorge Luis Borges y yo, estábamos muertos. Para distraernos, nos pusimos a hablar de la eternidad.

La mano de la hormiga

PARAÍSO AL REVÉS
Rogelio Guedea
Picando una cebolla la otra tarde me rebané un dedo, prácticamente me corté la yema. Entonces lo que hice fue pegarla otra vez. La dejé ahí creyendo que se adheriría de nuevo a la carne y sus fibras recobrarían la entereza de antes, fundiéndose y confundiéndose con sus fibras hermanas, brevemente ausentes. Pero no fue así. El trozo de piel quedó mal, pegado como por encima, endeble de uno a otro borde. Entonces pensé que eso pasaba un poco como cuando una mujer que amamos nos deja un buen día y, al siguiente, intentamos recuperarla, algo así de su carne ya no termina de adherirse bien a la nuestra, ni sus ojos nos miran como antes en el desayuno, ni sus manos nos acarician la espalda de la misma manera tierna al regresar del trabajo, y su alma como su amor queda colgando de un hilo, en las orillas del viento, a la deriva, y entrada la noche uno, quebrado en dos pedazos, termina andando por las calles peor que un fantasma.
 
Cruce de vías

TRASPLANTE
Beatriz Martínez Manzanares
Mi corazón te espera, es lo único que queda de mí, estoy dentro de otra. Búscame. 


UNA TARDE DE DOMINGO
BacØ (Esteban Gutiérrez Gómez)
La música
de Iron Maiden
en el radiocasete.

El banco
más escondido
del parque.

El bolsillo
trasero
de un ceñido pantalón.

El paquete
arrugado
de Camel.

El humo dulce
de una china
de hachís.

La lengua
que sella
dos mundos.

Las risas     de los amigos

una tarde    de domingo.

Ana Grandal es licenciada en CC. Biológicas y ejerce como traductora científica freelance desde 1996. Entre otros, ha traducido los libros de divulgación Los orígenes de la vida (Freeman Dyson, Cambridge University Press, 1999), El comportamiento altruista (Elliott Sober y David Sloan Wilson, Siglo XXI, 2000) e Inteligencia emocional infantil y juvenil (Linda Lantieri, Santillana, 2009) y la compilación de poesía incluida en Mina Loy. Futurismo, Dadá, Surrealismo (La Linterna Sorda, 2016). Cuenta con varios premios literarios, que incluyen el V Concurso de Relato Corto del Ayto. de Monturque (2004) y el XIII Premio de Narrativa Miguel Cabrera (2006). Ha publicado la colección de microrrelatos Te amo, destrúyeme (2015) y Hola, te quiero, ya no, adiós (2017) en Amargord Ediciones.


Coedita con Begoña Loza la colección de relatos La vida es un bar (Vallekas) (Amargord Ediciones, 2016), en donde también participa como autora. Colabora en las revistas digitales La Ignorancia y La Charca Literaria. En su faceta musical, toca la flauta travesera en los grupos de rock VaKa y Los Vitter del Kas.


Puedes leer una selección de microrrelatos de su primer libro de microrrelatos, «Te amo, destrúyeme», publicado por Amargord Ediciones en 2015, pinchando AQUÍ.