No son microrrelatos (I), por Javier Alonso García-Pozuelo

Ninguno de los siguientes textos, pese a que algunos de ellos lo parezcan, son microrrelatos. Al menos, no fueron concebidos como tales por sus autores. Los fragmentos de esta entrada de nuestra sección «No son microrrelatos» han sido escogidos por Javier Alonso García-Pozuelo, director de Cita en la Glorieta

Agradecemos la sugerencia de María Alejandra Parra de incluir el fragmento de Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez y la de Cris Albuja de incluir el fragmento de Las reputaciones de Juan Gabriel Vásquez.

@JavierAlonsoGP
en Onda Madrid
(pincha en la imagen para
oír la entrevista)

PRIMUN VIVERE DEINDE PHILOSOPHARI
Héctor Abad Faciolince
Yo sabía que los estudiantes le pedían plata prestada porque muchas veces lo acompañaba a la Universidad y su oficina parecía un sitio de peregrinación. Los estudiantes hacían fila afuera; algunos, sí, para consultarle asuntos académicos o personales, pero la mayoría para pedirle plata prestada. Siempre que yo fui, varias veces mi papá sacaba la cartera y les entregaba a los estudiantes billetes que jamás le devolvían, y por eso alrededor de él había siempre un enjambre de pedigüeños. 

—Pobres muchachos —decía—, ni siquiera tienen para el almuerzo; y con hambre es imposible estudiar.

El olvido que seremos

EN EL CENTRO DEL PATIO
Gabriel García Márquez
La imagen más intensa que siempre conservé de aquel domingo indeseable fue la del viejo Poncio Vicario sentado solo en un taburete en el centro del patio. Lo habían puesto ahí pensando quizás que era el sitio de honor, y los invitados tropezaban con él, lo confundían con otro, lo cambiaban de lugar para que no estorbara, y él movía la cabeza nevada hacia todos lados con una expresión errática de ciego demasiado reciente, contestando preguntas que no eran para él y respondiendo saludos fugaces que nadie le hacía, feliz en su cerco de olvido, con la camisa acartonada de engrudo y el bastón de guayacán que le habían comprado para la fiesta.

Crónica de una muerte anunciada

LA COLADA EN JUEVES
Lucia Berlin
Fue en Nueva York, en la Lavandería San Juan de la calle 15. Portorriqueños. El suelo siempre encharcado de espuma. Entonces yo tenía críos pequeños y solía ir a lavar los pañales el jueves por la mañana. Ella vivía en el piso de arriba, el 4-C. Una mañana en la lavandería me dio una llave y yo la cogí. Me dijo que si algún jueves no la veía por allí, hiciera el favor de entrar en su casa, porque querría decir que estaba muerta. Era terrible pedirle a alguien una cosa así, y además me obligaba a hacer la colada los jueves.

Lavandería Angel (Manual para mujeres de la limpieza)

TE EXTRAÑO
Carilda Oliver Labra
Te extraño,
¿sabes?
como a mí misma
o a los milagros que no pasan.
Te extraño,
¿sabes?
Quisiera persuadirte no sé de qué alegría,
de qué cosa imprudente.
¿Cuándo vas a venir?
Tengo una prisa por jugar a nada,
por decirte "mi vida"
y que los truenos nos humillen
y las naranjas palidezcan en tu mano
.

Te extraño,
¿sabes?

 
Discurso de Eva

ELECCIONES
Arnulfo Briceño
Aparecen en elecciones unos que llaman caudillos
que andan prometiendo escuelas y puentes donde no hay ríos
y al alma del campesino llega el color partidizo,
entonces aprende a odiar hasta quien fue su buen vecino.
Todo por esos malditos politiqueros de oficio
.

¿A quién engañas, abuelo?

EL GRAN DIVÁN
J
uan Gabriel Vásquez
Todos conocían el espacio donde había estado siempre su caricatura: en el centro justo de la primera página de opinión, ese lugar mítico adonde van los colombianos para odiar a sus hombres públicos o para saber por qué los aman, ese gran diván colectivo de un país largamente enfermo.

Las reputaciones

***

es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, y diplomado en Cooperación Internacional por la Universidad Complutense de Madrid. Ha ejercido durante más de una década como profesor de salud pública, epidemiología y educación sanitaria, además de trabajar como redactor, corrector y editor de textos científicos. Compagina su actividad docente con su pasión por la literatura, la historia (mantiene desde hace años Cita en la Glorieta, blog colaborativo de historia y literatura) y la música, llevando a los escenarios sus propias canciones en solitario o acompañado de una pequeña banda acústica. El 28 de febrero de 2017 ha publicado con Ediciones MAEVA, La cajita de rapé, una novela policíaca ambientada en el Madrid de Isabel II.