Reseña de «Talión», de Santiago Díaz

Reseña de «Talión», de Santiago Díaz, por Maya Velasco
“Haga lo que haga durante las próximas ocho semanas, no tendrá absolutamente ninguna consecuencia para mí”.
Talión es la primera novela de Santiago Díaz, escritor de guiones de televisión después de haber sido durante cinco años jefe de contenidos en el Departamento de Ficción de Antena 3. Su calidad de guionista se nota porque, una vez empezada la historia, no puedes parar de leer.

Marta Aguilera es periodista de sucesos y le diagnostican un tumor cerebral incurable. Le quedan dos meses de vida. Tras la inicial incredulidad, su médico la envía a una psicóloga que le aconseja buscar un objetivo para ocupar los dos meses que le quedan. Claro, lo normal en esta situación sería viajar, pasar el tiempo con una persona especial… cualquier cosa menos empezar a matar gente. Porque es esto lo que Marta decide: vengarse asesinando a personas que lo merecen y a los que la justicia no ha conseguido atrapar.
Santiago Díaz hace de Marta Aguilera un personaje fascinante, vibrante, aunque parezca una contradicción, llena de vida y muy positiva. Semejante noticia, lejos de hundirla, hace que tome carrerilla para agotar su tiempo de forma productiva con una justicia que lo es en la medida que ayuda o resuelve la vida de un tercero, ya sea una prostituta o una policía.

Evidentemente, el título deriva de la Ley del Talión que establecía una pena idéntica al crimen cometido: ojo por ojo y diente por diente. En otras palabras: venganza personal. Marta no tiene familia, ni nadie demasiado cercano a ella, ya que su carácter es frío y un tanto lejano. Así que sin más, deja su trabajo, rompe con el novio de turno, vende su casa y se dedica a la venganza. Es una venganza espacial porque se venga en nombre de otros que no pudieron o no supieron vengarse.

Marta repite constantemente que se siente bien liberando al mundo de sus víctimas:” Yo estoy encantada por haber librado al mundo de una escoria semejante, como si hubiera comprendido al fin el sentido de la vida y realmente hubiera nacido para esto” además, cuando cree que debe matar le dan arcadas y sabe que es el final.
 

Su alter ego es la inspectora Daniela Gutiérrez, mujer decidida, liberal, inteligente. Atormentada por el comportamiento de su hijo que no para de meterse en problemas, se culpabiliza por el abandono en que lo dejó tras quedarse viuda. Desde el primer encuentro, Marta y Daniela sienten una fuerza que las une, quizás el deseo de venganza.

Cada capítulo trata del asesino y su víctima, nos cuenta la historia de cada uno y en qué punto convergen: Jonás y Lucía; Cornel y Nicoleta; Genaro y Eric, y Amaia y Daniela. Cada pareja y asesinato ejemplifican un delito que aborda un tema importante para la sociedad actual: Un pederasta, un hombre dedicado a la trata de blancas, un traficante y un terrorista de ETA.

Su madre es la única persona a la que reconoce querer. En esta historia debemos partir de la base de que Marta es una persona poco cariñosa, fría y que no empatiza con nadie. Y hasta ahora no le había importado: 

“Yo tenía claro que no era una asesina, aunque castigar de la peor manera posible a ese tipo era algo que necesitaba hacer ya no solo por sus víctimas, sino también por mí; Por su culpa había perdido a la única persona, aparte de mi madre, por la que sentía algo parecido al cariño”.
Para saber por qué razón Marta empieza a vengar a personas desprotegidas debemos rememorar con ella su infancia y trasladarnos al pasaje de Dimas y o la historia de Raquel. Aunque Santiago Díaz nos dice que el tumor produce cambios en la conducta, como brotes psicóticos y de extrema violencia, me inclino a pensar que ya había algún germen en la personalidad de nuestra protagonista.

Es cierto que a veces el lector siente que para cualquiera, además enfermo, debería ser incapaz de cometer los asesinatos sin ayuda y hacer ciertas cosas, como aprender en un rato a manejar una grúa y mover con ella un coche.

Marta es quien narra en primera persona, si bien los personajes también hablan por sí mismos dándonos sus distintas perspectivas sobre Marta y sobre sus propias historias. La acción transcurre tan rápido como el lenguaje claro y directo que utiliza.

En mi opinión, lo que
Santiago Díaz pretende con esta novela es desafiar al lector, sacarle de su zona de confort y hacer que se posicione ante una reacción tan chocante. ¿Dónde están el bien y el mal? ¿Hasta dónde es lícita la venganza cuando solo se hace justicia? ¿Por qué es malo matar a alguien que merece esa pena?

Marta se convierte en una estrella televisiva, en primer lugar porque en España no son comunes los asesinos en serie, pero después empieza a ganarse a un público que la admira por “limpiar” la sociedad.

Marta quiere quitarnos cualquier duda moral que nos pudiera quedar: “No te compadezcas de mí, Raquel. Tanto mis víctimas como yo merecemos morir”
 

La historia me ha atrapado desde el primer momento, si bien creo que no podemos tomar la justicia por nuestra cuenta, ni ir vengando delitos por la calle, sin convertir el mundo en una jungla. El mérito de esta novela es la trama rápida y bien construida, el personaje que te atrapa porque no logras entender por qué actúa como actúa y si el final dará un vuelco increíble de la historia. Me ha gustado.


Esta reseña ha sido escrita por Maya Velasco para la V SEMANA NEGRA EN LA GLORIETA, celebrada del 21 al 27 de Noviembre de 2018. Agradecemos a quien quiera reproducirla, total o parcialmente, que cite su fuente original. Si quieres acceder al programa de la Semana Negra PINCHA AQUÍ.


Maya Velasco
Nací en Madrid (1962) y crecí rodeada de libros. Estudié Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid. Al terminar la carrera, impartí clases de literatura española a través de una ONG realizando dos de mis sueños que son compaginar mi pasión por la literatura con la enseñanza, compartiendo lo que esta me aportaba con ellos. En este periodo también organizaba obras de teatro en las que actuaban sus alumnos. Actualmente trabajo en un Despacho de Abogados de Madrid y escribo reseñas literarias para el blog colaborativo de Historia y Literatura  Cita en la Glorieta.

***

¿NOS ECHAS UNA MANO?
Si te gusta alguna de las secciones de este blog, ayúdanos a crecer, compartiendo CITA EN LA GLORIETA en las Redes Sociales.

También puedes seguirnos pinchando AQUÍ.

¡Muchas gracias por la ayuda!

Javier Alonso García-Pozuelo