Reseña de «El heredero del diablo», de José Luis Caballero

Reseña de «El heredero del diablo», de José Luis Caballero
Alberto Pasamontes
Tras la catastrófica derrota de la Alemania nazi, los últimos soldados del Reich huyen en desbandada mientras buscan la forma de sobrevivir entre las ruinas de lo que una vez fue una nación próspera y orgullosa. Los más desesperados son los que lucen el tatuaje de las SS, sabedores de que no pueden esperar la más mínima compasión por parte de los aliados si son capturados. Klaus Rotter es uno de ellos. Por suerte para él, no es un soldado cualquiera. Rotter fue inspector de policía antes de la guerra, perteneció al servicio de inteligencia del Reich y, lo que lo hace extremadamente valioso para sus captores, hombre de confianza del todopoderoso Obergruppenführer Reinhard Heydrich.

Con estos mimbres José Luis Caballero, escritor, periodista y guionista, elabora una novela que en realidad son dos, una policiaca y otra de espías, complementarias una de otra y con la perfecta sincronización con que las tropas alemanas desfilaban al paso de la oca bajo la enfebrecida mirada del mismísimo Adolf Hitler.
 

Caballero demuestra dominar todos los campos de la literatura; el ritmo, el hilo argumental, la tensión narrativa son casi perfectas en ambas novelas -si me permiten la expresión- usando de forma precisa los mecanismos que cada una de las tramas, la de espías y la policial, necesita para su funcionamiento. Las descripciones, los ambientes casi se pueden masticar y uno se ve transportado a las distintas ciudades europeas, la Barcelona durante la guerra civil entre ellas –en mi imaginación, esas ciudades se recreaban en un apropiadísimo blanco y negro, llenas de claroscuros que evocaban al buen cine de la época-, y a los años convulsos que agitaron los cimientos del continente entre los años 30 y 40 del pasado siglo. El trabajo de documentación es excelente y eso se nota en el resultado final.

En este sentido, el autor exhibe su conocimiento del mundo del espionaje -es experto en diplomacia y servicios secretos- para urdir una trama sólida y eficaz, muy alejada de las historias de espías tan llenas de acción como artificiales, que nos transporta de los despachos de los servicios secretos británicos a los elegantes salones de la alta sociedad berlinesa de entreguerras en los que las intrigas y traiciones para ganar algunos puntos más a ojos del Reich, personificado aquí en la figura ominosa y temible de Heydrich, estaban a la orden del día.

Pero se supone que este es un especial de Cita en la Glorieta sobre novela policiaca ambientada en regímenes dictatoriales. Bien es cierto que el tipo del bigotito llegó al poder por medio de unas elecciones democráticas -tomemos nota en estos tiempos, por favor-, pero a estas alturas de la película a nadie le cabe duda de lo que realmente fue. Haciendo uso de precisos saltos temporales, el autor deja la trama de espías e introduce el asesinato de un alto oficial de la Kriegsmarine y su correspondiente investigación a cargo de Rotter, que justifican la inclusión de El heredero del diablo en este especial, ya que es también una muy entretenida novela negra en la que no falta ninguno de los elementos clave del género; un brutal crimen al que seguirán otros -por supuesto-, una mujer fatal -siempre hay una-, una interesante variedad de sospechosos y una investigación plagada de contratiempos, envuelto todo en la asfixiante y peligrosa atmósfera que imperaba en la Alemania de la época. -y cuando digo peligrosa, imaginen lo que debía ser andar metiendo las narices en los asuntos de ambiciosos gerifaltes nazis- con un ritmo que va subiendo en intensidad hasta el contundente final.

En definitiva, una novela muy bien trabajada que gustará a los amantes de ambos géneros. Casi dos por el precio de una. Poco más se puede pedir
.



© Alberto Pasamontes, V Semana Negra en la Glorieta, noviembre 2018.


Esta reseña ha sido escrita por Alberto Pasamontes para la V SEMANA NEGRA EN LA GLORIETA, celebrada del 21 al 27 de Noviembre de 2018. Agradecemos a quien quiera reproducirla, total o parcialmente, que cite su fuente original. Si quieres acceder al programa de la Semana Negra PINCHA AQUÍ.

 

Alberto Pasamontes (Madrid, 1970) estudió Filología Inglesa y desde 2009 mantiene una constante actividad literaria, con la que ha obtenido el primer premio en la IV edición del concurso de Relato Corto de Ediciones Beta y un accésit en la XIV de los Premios Artísticos y Literarios del Ministerio de Defensa. Algunos de sus cuentos han aparecido en revistas y antologías. Su primera novela, «Entre la lluvia», adscrita al género negro en el que se mueve con gran comodidad, apareció en 2014. Con «La muerte invisible», una fascinante trama policial a la sombra de la tragedia nuclear de Chernobil, ha obtenido por unanimidad el XVIII Premio Francisco García Pavón de Narrativa en 2015.